En el mes de junio del año 1996 llegó al mercado una de las consolas más importantes en la historia de los videojuegos, la Nintendo 64, y junto a ella uno de los títulos que revolucionaron la industria. Super Mario 64 fue un antes y después, y en su aniversario número 20 recordamos 10 curiosidades de esta obra maestra creada por Shigeru Miyamoto, Yoshiaki Koizumi y Takashi Tezuka.

El juego salió a la venta el 23 de junio de 1996 en territorio japonés, pero no llegaría a las tiendas americanas hasta el 29 de septiembre de ese mismo año, y en Europa tuvieron que esperar un poco más, hasta el 1 de marzo de 1997.

Advertisement

Advertisement

Su importancia en la historia de los videojuegos tiene que ver con el hecho de que dejó de lado las aventuras de plataformas en 2D que caracterizaba a la saga, para explorar un género muy ambicioso para la fecha: un mapa de mundo abierto libre de explorar y en tres dimensiones. El salto tecnológico era tan grande para la época que el juego no hizo más que recibir ovaciones y aplausos al momento de ser presentado por Nintendo, en la E3 de 1996.

Mucho tiempo ha pasado y hoy en día los juegos de mundo abierto sobran, buenos y malos. Pero muy pocos han supuesto un salto tan grande para el mundo de los videojuegos como Super Mario 64, y por ello lo recordamos con 10 curiosidades sobre lo que fue y lo que pudo ser, que quizás no conocías.

Nació el mismo día de la Nintendo 64

El 23 de junio de 1996 llegó al mercado japonés la Nintendo 64, una de las consolas más míticas en la historia de la compañía, y junto a ella llegaron tres títulos: Pilotwings 64, Saikyō Habu Shōgi (solo disponible en Japón) y Super Mario 64.

Fue el juego más vendido de Nintendo 64

Fue tan popular que se vendió más que ningún otro título en la historia de la consola, logrando comercializar 11.89 millones de unidades en todo el mundo, seguido de Mario Kart 64 con 9.87 millones y GoldenEye 007 con 8.09 millones. Por supuesto, le faltó mucho para superar al Mario más vendido en la historia de los videojuegos: Super Mario Bros y sus más de 40 millones de unidades.

Originalmente Mario iba a tener un caballo

La idea de Nintendo era que algunos mapas dentro del mundo de Super Mario 64 contaran con un caballo para que Mario cabalgara, pero técnicamente no fue posible al final. Eso sí, esta idea se convirtió en un capricho para Miyamoto, por lo que decidió implementarlo en el también mítico The Legend of Zelda: Ocarina of Time.

Luigi iba a estar en el juego

Aunque Super Mario 64 fue un juego de campaña en solitario, originalmente iba a ser de multijugador en pantalla dividida, y por supuesto, su compañero sería el bueno de Luigi, que al final quedó descartado por completo del título. El problema es que técnicamente esto era un reto muy grande, casi imposible, por lo que la idea quedó descartada.

Y también iba a ser un juego mucho más grande

Shigeru Miyamoto llegó a mencionar que tenía en desarrollo 32 mapas o niveles para Super Mario 64 y tenía 40 más en sus planes. Sin embargo, la final de nuevo el factor técnico limitó el desarrollo del juego, por lo que la versión definitiva incluyó solamente 15 mapas (sin contar los niveles de Bowser). No obstante, los diseñadores se la ingeniaron para crear diferentes misiones en los mismos niveles para que así se sintiera como un mundo mucho más grande de lo que en realidad era.

En Japón lanzaron una versión compatible con el Rumble Pack

En los días de Nintendo 64 eramos felices con cosas que hoy en día parecen básicas. Una de ellas era el “Rumble Pack”, un accesorio enorme que se metía en el mando de control para hacer que este vibrara en determinados momentos de los juegos. Super Mario 64 no era compatible con él, sin embargo, en Japón poco más de un año después del lanzamiento original, lanzaron una versión revisada de Super Mario 64 con fallos corregidos y algunas mejoras, incluyendo el soporte al Rumble Pack. Así, podías sentir el mando vibrar cada vez que a Mario lo aplastaba una pelota gigante en ese odioso primer mapa del juego.

En las primeras versiones del juego habían astas con banderas, al igual que en los Super Mario clásicos

¿Recuerdas esas astas al final de cada nivel de los primeros Super Mario? Pues también estaban en este juego. Sin embargo, al final decidieron eliminarlos porque Nintendo quería que Super Mario 64 fuera un juego de exploración, e incluir estas astas haría que los jugadores intentaran completar el nivel lo más rápido que pudieran, como en los juegos clásicos.

Jugarlo te hace más inteligente (literalmente)

Un estudio publicado en Nature demostró hace un par de años que jugar al menos 30 minutos diarios de Super Mario 64 ayudaba a desarrollarse las zonas del cerebro relacionadas con la orientación, memoria y mejora las habilidades de formar estrategias en los jugadores. El estudio asegura que la materia gris en las partes del cerebro relacionadas a estas áreas crece como resultado de este “entrenamiento”. Díselo a quienes creen que jugar videojuegos entorpece.

Esto es lo que pasa al recolectar las 120 estrellas del juego

En el juego Mario debía recolectar las 12o estrellas que estaban escondidas en todo el mapa y sus niveles, pero decirlo es mucho más fácil que hacerlo. Sin embargo, si lo lograbas, se desbloqueaba una compuerta misteriosa que estaba afuera del castillo, la cual te permitía dispararte hacia el tejado del palacio y encontrarte con un viejo amigo, Yoshi.

Y hay dos cambios secretos después de recolectar las 120 estrellas

Después de hablar con Yoshi y ver los créditos finales del juego, podías repetir algunas partes de la aventura de Mario con diferentes resultados. Por ejemplo, si luchas contra Bowser de nuevo escucharás mensajes diferentes al vencerlo, y el pingüino gigante con el que compites en una carrera, que se encuentra en el mapa helado al principio del juego, se hará mucho más rápido. Así que quizás sea hora de una revancha.

Advertisement

Sponsored

[vía Games Radar / Buzzfeed / Uproxx / Wikipedia / Beta64 / Lifehacker]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.