No Man’s Sky finalmente ya está aquí. Después de tres años de espera el juego de exploración espacial de los estudios de Hello Games ha llegado. Pero al ser un juego tan grande en el que la mayoría del tiempo estarás solo, puede ser bastante confuso al principio. Aquí te presentaré algunos consejos para que comiences a explorar el universo, sin morir en el intento.

Lo que hace especial a No Man’s Sky es que funciona basándose en un sistema procedural, lo que quiere decir que técnicamente el juego es casi infinito, y será imposible que explores todos los planetas que tiene para ofrecer. De hecho, es prácticamente imposible que explores siquiera el 1% de sus 18 billones de planetas.

Advertisement

Advertisement

Y al comenzar el juego notarás que no es un título como cualquier otro. Sin ánimos de arruinarte la sorpresa, debo decir que al principio de tu aventura no hay ninguna introducción, ni cinemática, ni diálogo que te diga qué diablos está pasando. No, solo estarás tu, tu nave destruida y un planeta completamente desconocido. Tu instinto de supervivencia te dirá que necesitas repararla para salir de allí, pero no será sencillo.

Sigue estos consejos y no solo podrás escapar de ese planeta, sino que también comenzarás una aventura que promete ser épica, colorida y un poco solitaria, en medio de un universo que parece no tener fronteras.

  • Entiende tu propósito, y deja que tu aventura se desarrolle sola. En No Man’s Sky el objetivo final del juego es “llegar al centro del universo”, pero al principio no tienes ni siquiera que pensar en eso. Cuando te encuentras en ese planeta solo y con tu nave destruida lo primero que debes hacer es repararla, y para ello necesitarás ciertos recursos, y para obtener estos recursos necesitarás explorar. Esta es la mecánica principal del juego: explora, recolecta, fabrica y comercia.
  • Aprende a identificar los recursos y objetos. Vas a tener diferentes tipos de objetos en tu inventario a medida que los encuentras o fabricas. Los que tienen un fondo verde oscuro suelen ser objetos para comerciar, y básicamente el único propósito que tienen hasta ahora es que los vendas y hagas algo de dinero. Los rojos son usados para combustible y energía (ya sea de tu traje, arma o nave), los amarillos son piezas clave en la fabricación de cosas y los púrpura son objetos raros que puedes vender o usar. Es necesario que te familiarices con los más importantes e identifiques de dónde provienen los que más usarás, como el carbón y el plutonio, por ejemplo.
  • Tómate tu tiempo en cada planeta o sistema, explorar vale la pena. Cada planet o luna en No Man’s Sky es diferente, y una vez que reparas tu visor (que lo haces al inicio de tu partida) podrás analizar tu entorno con solo presionar un botón (en el caso de la versión para PS4, presionando L3). Con esto descubrirás a tu alrededor muchos puntos de interés, que van desde zonas ricas en recursos extraños hasta bases abandonadas o fábricas y monolitos. Todos estos puntos te darán algo interesante, ya sea nuevos planos de tecnología para tu arma o traje, materiales o la posibilidad de aprender nuevas palabras en un idioma alienígena, que te ayudará a avanzar en tu aventura.
  • Conversa con todos (pero no con las manos vacías). Dicho lo anterior, lo primero que debes hacer al visitar cada sistema es pasar por la Estación Espacial de turno y hablar con el mercader. Estos suelen dar información interesante acerca de puntos de interés a tu alrededor, y si conoces algunas palabras en su idioma podrás lograr negociar con ellos. Algunos aliens incluso te pedirán cosas antes de soltar información (algunas unidades de un material, por ejemplo), así que nunca andes con las manos vacías.
  • Mejora todo lo que tienes, especialmente tu multi-herramienta. Es importante que constantemente mejores tu arma para obtener minerales más rápido o para ser más letal al momento de disparar a esos estúpidos robots centinela. Mejorar tu nave también es útil, sobre todo para cuando comiences a tener combates contra otras naves, pero sobre este punto hay un detalle muy importante...
  • Cambia tu nave antes de dedicarte seriamente al combate, o al menos mejórala. Se que la tentación es grande y querrás probar el combate de naves cazas espaciales, pero la nave con la que comienzas en el juego no es muy buena para esto. Lo mejor que puedes hacer es ahorrar al menos unas 500.000 unidades y comprar una nave nueva (o 1 millón, mejor aún). Si lo ves poco probable entonces mejora las armas y escudo de tu nave antes de aventurarte al combate, de lo contrario vas a morir. Para comprar una nave sencillamente te puedes acercar a cualquier nave que repose en una estación espacial o planeta y hablar con su dueño. Todos te la podrían vender, pero toma en cuenta no solo su potencial sino también el espacio de inventario que tiene.
  • O también puedes reparar una nave en ruinas. En los planetas podrías encontrar naves que cayeron en combate y quedaron allí en ruinas. Analiza todas las que encuentres, que capaz verás alguna joya que vale la pena reparar y usar como tu nueva nave. Para encontrar una sigue las transmisiones en planetas, que en algunas ocasiones estará allí esperándote la que podría ser tu próxima nave.
  • Todo lo que descubras súbelo a los servidores. Además de que será divertido que alguien encuentre los planetas que has bautizado, esto es una buena forma de ganar dinero. Cada planeta que descubras al subirlo te dará 2000 unidades, cada sistema 5000 unidades, y así. Descubrir y subir información sobre animales y plantas también te da dinero.
  • Si te alejas mucho de tu nave, llámala. A veces te emocionarás tanto explorando que te alejarás demasiado de tu nave, por lo que volver a ella caminando será una verdadera molestia (o quizás no podrás hacerlo porque tu traje ya no soporta las condiciones del planeta). Encuentra una base y en ella usa el comunicador para llamar tu nave a ti. Eso sí, necesitarás fabricar un Bypass Chip para poder invocarla.
  • Las cuevas son tus amigas. Las condiciones planetarias suelen ser bastante peligrosas, desde lluvia ácida a radiación o frío extremo. Si tu traje ya no da más, entra a una cueva por algunos segundos para descansar. Quizás allí también encuentres recursos interesantes. Entrar a una base también te ayudará a salir de apuros.
  • Ve a las estaciones Atlas. No entraré en detalles acerca de esto, pero cuando juegues entenderás, y recomiendo que te dirijas a ellas lo más pronto posible.

Siguiendo estos consejos comenzarás con muy buen pie a explorar la galaxia en No Man’s Sky. Y pronto tendremos una reseña acerca del juego con nuestras opiniones.


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.