Pintor, animador o realizador, pero por encima de todo, un artista revolucionario. Hablamos de la figura de Oskar Fishinger, el hombre cuyas obras fueron tan irreverentes y abstractas que el mismísimo Hitler las tildó de “arte degenerado”. Este es un paseo por algunos de sus trabajos más icónicos.

Nacido cerca de Fráncfort el 22 de junio de 1900, Fischinger se formó como violinista y dibujante de arquitectura antes de quedar fascinado por el cine. Más o menos al mismo tiempo que estaba realizando su corto experimental de animación, Spirals, el artista se embarcó en la rareza Spiritual Constructions.

Oskar F. en su estudio. HotBoxS

La película es una pesadilla claustrofóbica. Lo que vemos: dos siluetas tomando unas cervezas en una barra. De repente, lo que parece una conversación degenera en violencia. Los cuerpos se distorsionan, los hombres se vuelven locos y las formas se pierden. Lo que antes eran cuerpos, ahora son perros y serpientes en un bucle que nunca deja de transformarse.

Advertisement

Advertisement

El trabajo es un ejemplo del vanguardismo de Fischinger, un tipo cuya obra hoy sigue resultando igual de estimulante, aunque su importancia radica principalmente en la constante innovación, sobre todo en sus primeros trabajos de los años 20 y 30. ¿Cómo podía llevar a cabo semejante magia sin ordenadores de por medio?

Motion Painting N.1. Mubi

En el mundo del diseño, Fischinger es una figura imponente, especialmente en las áreas de la animación gráfica. Un artista conocido por su capacidad para combinar imágenes abstractas sincronizadas de manera impecable con el acompañamiento musical, donde cada encuadre está cuidadosamente dibujado o fotografiado a mano. Un maestro del movimiento y el color que llegó a pasar meses (a veces incluso años) en la planificación y la artesanía de sus animaciones.

Advertisement

Precursor de los vídeos musicales para muchos, su trabajo le dio acceso a tecnologías de filmación avanzada, lo que sumado a sus propias innovaciones técnicas, lo llevaron al interés de los estudios de Hollywood. En Alemania llegó a trabajar en los efectos especiales de Woman in the Moon, de Fritz Lang, pero poco después tuvo que exiliarse cuando los nazis tildaron su obra de “degenerada” (como la mayoría del arte moderno).

Untiitled (1946). MotionDesign

En 1936 se trasladó a Los Ángeles, incluso llegó a realizar una escena para la mítica película de Disney, Fantasia, que finalmente fue eliminada del montaje. Frustradas sus intenciones como animador (a pesar de que hizo más de 50 cortos), Fischinger se centró en la pintura creando numerosas obras que capturan el movimiento dramático y el sentimiento de sus películas dentro de un solo frame.

Advertisement

En la búsqueda de nuevas técnicas, el hombre también inventó el Lumigraph, un instrumento para producir pantallas cromáticas con movimientos de las manos, una especie de pintura óptica en movimiento precursora de los juegos multi-touch de hoy en día.

Por todo ello, a continuación les dejamos con una pequeña selección de sus obras. Que las disfruten.

Wax Experiments (1921-1926)

Spirals (1926)

Walking from Munich to Berlin (1927)

Studie nr 8 (1931)

Muratti Privat (1935)

Composition in Blue (1935)

Kreise (1936)

An Optical Poem (1938)

Early Abstractions Pt.1 (1946-57)

Early Abstractions Pt.2 (1946-57)

Lumigraph Film (1969)