Foto AP Images

A menudo imaginamos la playa como una extensa franja de arena dorada bañada por el mar, y a ser posible con sitio para plantar la sombrilla. Sin embargo, la naturaleza puede ponerse extremadamente caprichosa cuando diseña arenales. Estas son algunas de las playas más inusuales del mundo.

La playa roja (Rabida, Galápagos)

Parece arcilla o algún tipo de tierra, pero es arena limpia, solo que de un intenso color rojizo. Lo causa la oxidación de sedimentos de hierro y la abundancia de algunos tipos de coral en su composición.

La playa púrpura (Big Sur State, California)

Seguimos con los colores. La playa de Pffeifer, en California, es famosa por su arena, que tiene grandes manchas de color púrpura. La tonalidad se la debe al manganeso de la piedra conocida como Granate.

La playa verde (Papakolea, Hawaii)

El más raro de los colores playeros está en la playa de Papakolea, en Hawaii. No es que la playa esté cubierta de hierba. Es que la arena es de color verde debido a que se forma a partir de olivino, una roca de ese color. En el mundo solo hay cuatro playas con arena verde. Las otras tres son Talofofo, en Guam; Punta Cormorán, en la isla de Floreana (Galapagos); y Hornindalsvatnet, en Noruega.

La playa negra (Punaluu, Hawaii)

Foto: John Loo / Flickr

Inevitable cerrar nuestro repaso a las playas de colores con un arenal negro. Hay muchas playas de arena volcánica en el mundo con esta tonalidad, pero las mas espectaculares probablemente están en Hawaii, que es un paraíso también para los volcanes. Hay varias playas con arenas negra como el carbón en la isla, pero nos quedamos con la de Punaluu.

La playa del hielo perfecto (Hokkaido, Japón)

Foto: ANA Travel Info

Ya hemos hablado por aquí de esta playa. Cada año arriban a su orilla grandes bloques de hielo perfectamente transparente. Es un capricho de la naturaleza que proviene del río Tokachi. Lamentablemente, no es muy veraniega. El espectáculo del hielo cristalino solo se puede disfrutar los meses de enero y febrero.

La playa de las catedrales (Galicia, España)

La playa de las catedrales en Ribadeo debe su nombre a una extraordinaria serie de arcos naturales que se adentran en el mar. Cuando la marea está baja se puede caminar bajo esta espectacular catedral natural. No es el único rincón sorprendente de esta playa. En su página web oficial hay información sobre cómo llegar y qué visitar.

La playa escondida (Asturias, España)

Foto: ospanacar / Flickr

La playa de Gulpiyuri, en Asturias, es un pequeño arenal desde el que no se ve el mar. La playa está completamente rodeada de tierra y escondida tras unas rocas. El agua del mar llega hasta la arena desde un túnel provocado por el hundimiento de una caverna natural.

Playa del Amor. Foto: Christian Frausto Bernal

Existe otra playa escondida espectacular, la playa del amor en las Islas Marieta, México. Toda la playa está hundida en el suelo y rodeada de vegetación. Se cree que el fenómeno no es natural, sino el resultado de pruebas de armamento por parte del ejército mexicano a principios del Siglo XX.

Las arenas ladradoras de Fort Bragg (Mendocino, California)

A primera vista no hay nada raro en esta playa de Fort Bragg, pero cuando pisas la arena con fuerza, esta emite un sonido parecido a un ladrido. No es la única playa con esta particularidad. La arena cantarina o arena ladradora es un fenómeno raro que sucede en playas donde los gránulos de arena son especialmente redondeados y abundantes en cuarzo. Se cree que el sonido se produce por la fricción de estos granos, pero es un fenómeno que áun ha sido poco estudiado por la ciencia.

La playa que brilla en la oscuridad (Rangali, Islas Maldivas)

Foto: Wei Hung He / Flickr

Esta mágica imagen tomada hace años por el fotógrafo Wei Hung He ilustra un curioso fenómeno causado por un microorganismo llamado Noctiluca scintillans. Estas pequeñas criaturas marinas que forman parte del Plancton generan una sustancia bioluminiscente llamada luciferina. Cuando llegan a la playa en gran número tiñen la arena de innumerables puntitos de luz azúl. Se ven solo donde rompe el agua porque solo brillan cuando se les perturba, por ejemplo, removiendo el agua.

Bioluminiscencia en una playa de rocas en Hong Kong. Foto AP Images

El problema con el Plankton es que no sigue una agenda muy ordenada. En otras palabras, el espectáculo depende mucho de la suerte del visitante. Aparte de en Rangali, estas proliferaciones de Noctiluca scintillans se han visto en otras playas de Jamaica, Tailandia, Vietnam y Hong Kong.

La playa de huevos de dragón (Moeraki, Nueva Zelanda)

Foto: Wikipedia

Existen todo tipo de leyendas de dragones y monstruos marinos en torno a las rocas de la playa Koekohe, y no es para menos. La arena está salpicada de rocas casi perfectamente redondas, y con extraños patrones sobre su superficie. algunas incluso están rotas y dejan ver un interior hueco.

Foto: Wikipedia

La explicación que da la geología es bastante más prosaica. Se trata de concreciones de calcita o aragonito que se forman en el interior de roca porosa. La ersosión hace que estas acumulaciones de forma redondeada salgan a la superficie. Es lo mismo que ocurre en Bowling Ball Beach, otra curiosa playa en el condado de Mendocino, California.

Bowling Ball Beach, en Mendocino, California. Foto: Wikipedia

La playa de los cristales rotos (Ussuri, Rusia)

Foto: Siberian Times
Foto: Siberian Times

En la época de la Unión Soviética, esta playa de Ussuri era un vertedero de botellas, sobre todo de Vodka y Champán. Con el tiempo, los vertidos cesaron y el mar se encargó de romper las botellas y redondear el vidrio hasta formar cientos de miles de cuentas de vídrio de vivos colores. La playa se ha convertido en un foco para el turismo tan popular que Rusia la ha declarado espacio protegido.

Foto: Eric Lin / Flickr

Existe otra playa similar con cristales pulidos por el mar cerca de Fort Bragg, en California. Queda claro que Mendocino es el lugar al que ir si queremos ver playas inusuales.