Con cada edición de los juegos olímpicos surge la misma duda antes de empezar. ¿Están listas las ciudades? ¿Ha aceptado el país anfitrión las consecuencias geopolíticas? ¿Vendrá la gente?

Advertisement

Pero los juegos de este año son especialmente problemáticos. Con la ceremonia de apertura a dos meses de distancia, la opción de cancelar los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro genera más debate que nunca. ¿Debería Río abandonar ahora? Hay quien piensa que sí. Estas son algunas de las mejores razones para hacerlo.

12. Corrupción

Las autoridades están investigando por qué desaparecieron unos fondos federales destinados a varias instalaciones, incluidas unas aguas que se suponía que tenían que limpiar para los juegos (véase el punto #6).

11. Zika

Enviar a 500.000 personas al centro neurálgico del brote de una enfermedad que todavía no entendemos del todo podría crear una pandemia mundial.

10. Desigualdad

Los residentes más pobres de Río de Janeiro llevan a hombros la carga más pesada de los juegos olímpicos, y algunos de ellos ya han perdido sus hogares en el proceso.

La favela desplazada Vila Autódromo. Imagen: Mario Tama / Getty

9. Escándalos de dopaje

Un enorme escándalo de dopaje podría prohibir a 31 atletas “de 12 países y seis deportes” su participación en los juegos —aparte de los rusos que ya habían sido expulsados. Rusia podría ser excluida al completo y, ya que no cumplieron con los requisitos de una agencia antidopaje, Kenia también podría tener prohibida la participación.

8. Escándalos políticos

La presidenta de Brasil ha sido suspendida en el proceso de un juicio político (aunque algunos reportajes dicen que está siendo injustamente atacada por enemigos políticos). ¡Pero eso no es todo! Más de la mitad de los miembros del Senado de Brasil también están siendo investigados por delitos.

7. La recesión en Brasil

La economía brasileña está en caída libre. Y los juegos olímpicos —o lo que es peor, unos juegos olímpicos que sean un fracaso financiero— podrían hundirla todavía más.

Aguas contaminadas en la Bahía de Guanabara. Imagen: AP

6. Caca

El agua de mierda (literalmente de mierda) que el país se negó a limpiar tiene el potencial de poner enfermos a los atletas.

5. Infraestructuras sin terminar

La ampliación de la Linha 4 del metro de Río de Janeiro, que conectará los estadios principales, aún no está terminada. Eso significa que el tráfico va a ser una pesadilla absoluta.

4. Infraestructuras peligrosas

La infraestructura de los juegos que ya se ha terminado se cae a pedazos y está matando gente.

Un puente para bicicletas nuevo que se derrumbó, matando a dos personas. Imagen: Getty

3. Mala suerte

Acabamos de descubrir que Corea del Sur, el país donde se celebrarán los próximos juegos olímpicos de invierno, hizo un trabajo verdaderamente horrible la última ocasión. Lo cual no es muy tranquilizador.

2. Los eventos deportivos internacionales son una putada

Nadie quiere acogerlos. Y en el COI se comportan como un puñado de imbéciles.

1. En serio, el zika

A ver, si recomiendan que las mujeres embarazadas —o incluso a las mujeres que están considerando la posibilidad de quedarse embarazadas— no asistan a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, ¿habrá alguien que quiera ir?


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.