En abril de 2013, Lucasarts dejó de existir. El colapso de la compañía que había creado joyas como Monkey Island o The Dig nos dejó un vacío en el corazón, y proyectos interrumpidos. 1313 era el mas ambicioso, un juego de Star Wars con una estética que Disney probablemente no aprobaría.

Star Wars: 1313 era un shooter con tintes de aventura que se desarrollaba en Coruscant o, más bien, dentro de Coruscant. El núcleo del planeta capital del imperio es una enorme metrópolis en ruinas habitada por toda clase de criminales. Sus propios creadores lo calificaban como un sitio oscuro, sucio y peligroso, el infierno de Star Wars.

Advertisement

El protagonista del juego es cazarecompensas que acaba cayendo al nivel más profundo de este inframundo, el nivel 1313. Todo el juego tenía un tono muy adulto, con escenarios que recuerdan vivamente a la ciudad corrupta y siempre en penumbra de Blade Runner. A nivel técnico, el juego estaba elaborado con el motor gráfico Unreal Engine 3, y no faltaba quien aseguraba que era demasiado avanzado para las consolas de su generación.

El juego estaba muy avanzado, pero nadie recogió el testigo. Lo único que nos ha quedado son unas soberbias ilustraciones conceptuales de artistas como Gustavo Mendonca o Bruno Werneck, así como un tráiler cinematográfico que se estrenó en la feria Gamescom de 2012. [vía Kotaku]

Gustavo Mendoca


Bruno Werneck


Arte sin acreditar

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)