Pulp Fiction es una de esas películas que se ha ganado, por derecho propio, un puesto en la historia del mejor cine de todos los tiempos. Pero como todo (buen) cine y en especial el de Tarantino, está repleta de curiosidades, anécdotas y pequeñas sorpresas. Estas son algunas de las mejores.

La gente de CineFix ha elaborado dos geniales vídeos en los que recopila algunas de las curiosidades menos conocidas de este clásico de Tarantino. Hemos seleccionado las mejores. Ahí van:

1. El discurso de Jules en realidad no ha salido de la Biblia

En el increíble monólogo precedente a la ejecución de Brett, Jules afirma que la cita pertenece al pasaje bíblico perteneciente Ezequiel 25:17. No es así. Aunque hay cierta inspiración de algunas partes de esa cita concreta, la mayoría está escrita por Tarantino para darle (y con razón) más fuerza a la escena.

2. El coche de Vincent era en realidad de Tarantino, y fue robado

En varios momentos de la película Vincent habla de su coche, un Chevrolet Malibu de 1964. La cuestión es que el coche pertenecía, en realidad, al mismísimo Quentin Tarantino y fue robado poco después del rodaje de la película, en 1994. No apareció hasta veinte años después y por pura casualidad. Irónicamente, uno de los posteriores propietarios del coche, que se lo compró a un coleccionista sin sospechar nada, gastó casi $40.000 dólares en repararlo, por lo que el coche volvió prácticamente intacto al director casi dos décadas después.

3. La famosa cartea de Jules era, también, de Tarantino

La famosa cartera con el Bad Motherfucker escrito sobre ella pertenecía también al director y se la prestó para la escena.

4. ¿Qué había en la maleta?

La realidad: dos pilas y unas bombillas. La realidad más metafórica: Tarantino afirmó años después que en realidad hay "exactamente lo que el espectador quiere que haya".

5. La tirita en la nuca de Marsellus Wallace

La cantidad de especulaciones y teorías en torno a la película ha hecho que uno de los detalles más triviales, la tirita que aparece en el cuelo de Marsellus Wallace y que de hecho vemos antes que su propia cara, cobre una inusual relevancia. La cuestión es que no tiene más trasfondo que el hecho de que Ving Rhames, el actor que dio vida a Wallace, se cortó mientras se afeitaba la cabeza y a Tarantino le gustó tanto cómo le quedaba que le pidió que no se la quitase.

6. La famosa escena del asesinato en el coche

Aunque Vincent Vega sólo dispara una vez accidentalmente a Marvin en la famosa escena del coche, la realidad es que según el guión original debería haberlo hecho dos veces. Una ahí y otra un poco antes en la película cuando están en el apartamento. Se cambió porque se consideró que era más "divertido".

7. Las falsas balas en la escena del apartamento

Es uno de esos pequeños fallos habituales en las películas, pero en la escena en la que disparan sobre Vincent y Jules pueden verse agujeros en la pared incluso antes de que se empuñe un arma.

8. Tarantino y Travolta alquilaron sin saber el mismo apartamento, con años de diferencia

Cuando Pulp Fiction se encontraba aún en fase de pre-producción, Travolta fue a visitar a Tarantino a su casa. Al llegar al sitio, sorprendido, le comentó que él había alquilado ese mismo apartamento muchos años antes, cuando se mudó a Hollywood para perseguir su carrera como actor.

9. Todos los actores cobraron lo mismo

En su momento, y pese al éxito alcanzado, Pulp Fiction fue una simple película independiente con un presupuesto bastante modesto de millón y medio de dólares. Debido a eso, la mayoría de estrellas que aparecían en la misma, como Bruce Willis o Uma Thurman, grabaron las escenas correspondientes en los huecos que les dejaban las otras películas que se encontrasen haciendo en ese momento. Para ajustar presupuesto, también, todos los actores cobraron lo mismo, "sólo" $20.000 dólares por semana. También recibieron parte de los ingresos de la película que acabó cosechando $214 millones de dólares en taquilla.

10. La escena inicial es ligeramente distinta al principio y al final de la película

Es una de las escenas más icónicas de Pulp Fiction y, aunque aparece tanto al principio como al final de la película, ambas son ligeramente distintas porque se rodaron dos veces, una para cada momento. El motivo es que al final se incluyen algunos cambios de cámara que no son posibles en la primera escena. También, y aunque no suele ser común en el rodaje de una película, la primera escena fue también la primera en grabarse.

11. Christopher Walken no ensayó su escena, y utilizó Tabasco para rodarla

Como mencionaba antes, una de las maneras de rodar la película con tan bajo presupuesto fue que los actores famosos que aparecían en ella, como Christopher Walken, acudiesen al set de rodaje cuando sus otras obligaciones se lo permitían. Por este motivo, la escena del Capitán Koons fue la última en rodarse y además Christopher Walken la hizo a pelo, sin practicarla. Para que no se le secase la boca mientras hablaba, utilizó un viejo truco de Hollywood: ponerse tabasco en los labios.

12. La verdad detrás del pelo de Samuel L. Jackson

Originalmente Jules, el personaje de Samuel L. Jackson, iba a tener un gigantesco pelo afro. Pero el asistente al que mandaron a por las pelucas no lo entendió bien y acabó cogiendo otra algo distinta. Justo cuando iban a devolverla, Jackson le señaló a un enfurecido Tarantino que algunos rapero como Ice Cube llevaban ese tipo de pelo, y al final se acabó quedando.

13. Vincent Vega y Vic Vega, de Reservoir Dogs, son en realidad en hermanos

Algunas de las películas de Tarantino comparten un universo común. Es el caso de Vincent Vega en Pulp Fiction y Vic Vega en Reservoir Dogs, que son en realidad hermanos. El motivo es que el actor que encarna a Vic Vega iba a ser originalmente el mismo en Pulp Fiction incluyendo el mismo personaje. Cuando no pudo ser por probelmas de agenda y Travolta entró en el reparto, Tarantino reescribió esa parte en concreto y los hizo hermanos. Se ha especulado de hecho con una precuela a ambas películas llamada The Vega Brothers. El apellido Vega, por cierto, viene de la cantautora Suzanne Vega, una de las favoritas del director.

14. Butch es quien tiene las llaves de Vincent

En una escena, Vincent se queja de que "a dickless piece of shit" tiene sus llaves del coche. Esa persona en realidad es Butch, el personaje que interpreta Bruce Willis, y se las roba después de que Vincent lo insulte.

15. El coche de Vincent en realidad nunca se estrella

En la escena en la que el Chevy Malibu se estrella, en realidad el coche (que como sabemos pertenecía a Tarantino) acabó intacto, y lo que aparece en la película es en realidad una maqueta ya estrellada.

Advertisement

Puedes ver los vídeos al completo de CineFix debajo con algunas curiosidades más:

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)