Los trenes no son coches. Los trenes son increíbles. Y muestra de ello es como se mueve este tren de mercancías apartando a su paso varios metros de nieve antes de cruzar por un paso elevado en Canadá. Ni siquiera reduce la velocidad.

Aparentemente es algo bastante normal en climas más fríos y la mayoría de trenes llevan un dispositivo especial que se acopla en la parte delantera y permite que haga la función de quitanieves.

De lo que no tenía ni idea es de lo increíblemente efectivos que son. Es difícil calcular cuántas toneladas de nieve mueve por la inercia al principio del vídeo pero son un par de toneladas como mínimo. Impresionante. [vía Chris Hadfield]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)