Imagen: Shawn Minter / The Verge

AT&T deja de vender el Galaxy Note 7. La operadora ha decidido dar la espalda a Samsung hasta que la investigación en marcha aclare si los Note 7 de recambio sufren el mismo problema de batería que llevó a la retirada de la primera tanda. Cuatro Galaxy Note 7 de recambio han ardido esta semana en Estados Unidos (uno más en Taiwán y dos sin confirmar en Corea).

AT&T recomienda a sus clientes que intercambien su Galaxy Note 7, sea cual sea la fecha de compra, por cualquier otro terminal del catálogo. Todas las operadoras de Estados Unidos permiten hacer lo mismo. Samsung, que no confirma ni descarta un nuevo problema de seguridad, dice estar “moviéndose con rapidez” para investigar los casos reportados. [The Verge]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.