Imagen: Shawn Minter / The Verge

Si todavía tienes un Galaxy Note 7, no vas a poder subirte a un avión en Estados Unidos. Según Bloomberg, la Administración Federal de Aviación de los Estados Unidos va a prohibir volar a las aerolíneas cuando haya un Note 7 de Samsung bordo, aunque esté apagado y lejos de su cargador.

Advertisement

La aplastante decisión llega después de que el Galaxy Note 7 fuera retirado definitivamente del mercado. Solo en EE. UU. están llamados a devolverse 1,9 millones de dispositivos. Para convencer a los consumidores de que no se vayan a otras marcas, Samsung les ofrece un vale de 100 dólares (además de la diferencia de precio) si lo intercambian por otro móvil Samsung.