Qualcomm pide a China que detenga la fabricación del iPhone y retire el teléfono de su mercado. El litigio entre Qualcomm y Apple acaba de dar un giro en China, donde la compañía de San Diego ha presentado varias demandas para frenar la fabricación y las ventas del iPhone. Apple había demandado a Qualcomm a principios de año por los precios de sus patentes, que considera anticompetitivos (posición que defendió también la Comisión de Comercio de EE. UU.). El chip de conectividad de los últimos iPhones, incluidos los nuevos iPhone 8 y iPhone X, no está firmado por Qualcomm sino por Intel.

[Bloomberg]