Soldados que fueron reemplazados por robots, criaturas que escupían tuercas en lugar de sangre, pechos femeninos que ya no rebotaban y científicos que no morían por mucho que disparases. La versión alemana de Half-Life era uno de los casos de censura más infames de la historia de los videojuegos. Hasta ahora.

19 años después de su lanzamiento, Alemania ha retirado la mítica saga de Valve de su lista de juegos censurados. El gobierno era conocido por sus restricciones de contenido violento y Valve tuvo que trabajar con Sierra en diseños específicos de Half-Life para el mercado alemán. También adaptaron sus expansiones.

Los alemanes siempre han podido descargarse la versión sin censura de canales pirata, pero ahora que el Cuerpo de autorregulación de software de entretenimiento ha dado el visto bueno, por fin pueden comprar el auténtico Half-Life. De hecho, Valve respondió con presteza y el juego ya está disponible en el Steam alemán. Además es compatible con las partidas guardadas de los jugadores anteriores.

No sería ninguna sorpresa que la versión censurada del juego se convirtiera en un objeto de colección. Al fin y al cabo tenía sus encantos: en lugar de morir, los personajes aliados como los científicos respondían al fuego amigo sentándose en el suelo y sacudiendo la cabeza. Ahora los alemanes podrán darlos de baja.

Advertisement

[Motherboard]