El Lenovo Smart Assistant. Foto: Lenovo

El Lenovo Smart Assistant es un altavoz recién presentado en el CES que pasaría completamente desapercibido de no ser por un detalle. Es el primer dispositivo no fabricado por Amazon en integrar Alexa. 2017 será el año de la guerra entre asistentes virtuales y el campo de batalla es tu hogar.

Con el lanzamiento de este altavoz de Lenovo, Amazon toma la delantera en la carrera por colarnos un asistente virtual para el hogar. Hasta la fecha, tanto Google como Amazon tan solo habían vendido esta tecnología de la mano de dispositivos propios: los Amazon Echo y Google Home. El siguiente paso lógico era licenciar la tecnología para que otros fabricantes la integren en toda clase de dispositivos para el hogar.

Advertisement

El Smart Assistant de Lenovo es casi un clon del Amazon Echo. Integra sonido en 360 grados Harman Kardon y micrófonos con supresión de ruido a un precio de 130 dólares. Saldrá a la venta en mayo de este año, pero raro sería que termine 2017 y no hayamos visto más dispositivos con Alexa, desde televisores a equipos de sonido.

Google Home. Foto: Google.

De momento, Amazon parece más dispuesta a licenciar esta tecnología que Google. Apple sigue sin dar muestras de querer entrar con la misma fuerza en el mercado de los hogares inteligentes. Microsoft es la tercera compañía en discordia, pero con Cortana recién integrada en Windows 10 no parece que los de Redmond tengan interés en integrarla todavía fuera de su ecosistema.

Advertisement

El botín de esta batalla en ciernes entre asistentes es el trono del hogar inteligente. No se trata tanto de vender un altavoz más o menos, sino en lograr que los usuarios controlen las funciones de su casa desde una plataforma y no desde la de los demás. En la trastienda de este nuevo mercado está también la guerra por ser el portal de entrada a contenidos de internet desde el hogar. Tanto Amazon como Google tienen mucho interés en ello. Quien será el ganador de esta batalla es algo que aún tardará mucho en decidirse. La buena noticia es que la industria por fin parece decidida a hacer nuestros hogares un poco más inteligentes y mejor conectados. La mala es que a buen seguro eso nos traerá nuevas preocupaciones sobre provacidad. [vía Lenovo]