A algunos les parecerá que ha sido ayer, pero lo cierto es que ha llovido bastante desde el 3 de julio de 1991 en el que se estrenó Terminator 2: Judgement Day. La película de James Cameron cosechó un éxito sin precedentes y marcó tendencia en el cine de acción. Hoy queremos celebrar su 25 aniversario con 25 datos sobre su rodaje.

Cine Indie

Advertisement

Advertisement

Técnicamente, Terminator 2 es una película Indie. Diversos problemas legales se tradujeron en un film completamente independiente de los grandes estudios. Lo financió la productora independiente Carolco, que en los 80 y 90 produjo éxitos como Total Recall o las primeras películas de la saga Rambo antes de caer en bancarrota.

Oscar

Terminator 2 ganó cuatro premios Oscar. Hasta Mad Max: Fury Road en 2015, ha sido la única película de la historia que ha ganado un Oscar (ganó cuatro, de hecho) siendo secuela de una película original que también estaba nominada.

La dieta de Sarah Connor

Sponsored

Linda Hamilton (Sarahn Connor) tuvo que ponerse a dieta y entrenar tres horas al día, seis días a la semana, durante 13 semanas antes del rodaje. El entrenamiento incluía judo y combate cuerpo a cuerpo con un especialista del servicio secreto israelí. Eso sí, se negó a dejar de fumar. Fue tan duro que la actriz se negó a participar en Terminator 3.

Y la de Robert Patrick

Advertisement

Advertisement

El actor que dio vida al T-1000 también se sometió a un entrenamiento muy duro con un objetivo muy concreto: correr a gran velocidad sin que su cara diera la sensación de que se estuviera cansando.

Imitación de un águila

Patrick se inspiró en la manera de mirar y de mover el cuello de un águila para interpretar los movimientos deshumanizados y de depredador del T-1000.

Advertisement

Aprendiendo a disparar

La escena de la persecución en el canal fue una pequeña pesadilla para Arnold Swarzenegger. Se pilló los dedos varias veces tratando de recargar la escopeta sin mirar y hubo que hacer decenas de intentos para que la escena en la que dispara a una puerta quedara bien.

Final alternativo

Advertisement

Advertisement

Se rodó un final alternativo en el que el día del juicio nunca tuvo lugar y John Connor llega a ser Senador. Linda Hamilton también sale en ese final con abundante maquillaje para parecer anciana.

Un T-1000 musical

Antes de optar por Robert Patrick, Cameron quería que el papel de T-1000 lo hiciera el cantante Billy Idol, pero Idol estaba de baja por un accidente de moto. También consideró a Michael Biehn (Reese, el protagonista humano de Terminator), pero lo desechó porque era demasiado confuso.

Advertisement

21.000 dólares por palabra

Arnold Schwarzenegger cobró más de 85.000 dólares por decir “Hasta la vista, Baby”. El actor se embolsó 15 millones de dólares por 700 palabras de diálogo o, lo que es lo mismo, 21.429 dólares cada vez que abría la boca.

Advertisement

Arnold y el guión

Pese a la ingente cantidad de dinero que ganó con la película, a Schwarzenegger no le gustó que su personaje, el T-800, fuese un héroe. El actor quería interpretar otra vez al villano y no entendía porque el terminator no “terminaba” a nadie.

Desnudos

Advertisement

En la escena original en la que Arnold entra desnudo en un bar de carretera, el actor en realidad llevaba pantalones cortos. No es el único retoque. Cameron eliminó digitalmente el pene de Robert Patrick en la escena en la que aparece por primera vez en el presente. Aún puede verse en algunas ediciones de DVD.

Efectos especiales

Advertisement

La escena de la pesadilla de Sarah Connor fue una de las más complicadas de rodar. Requirió una complejísima combinación de fondos en matte painting, CGI y efectos prácticos sobre una gigantesca maqueta de las calles de Los Ángeles que fue “volada” mediante ventiladores. Los cascotes de los edificios eran cereales y trozos de galleta.

La escena más realista

Advertisement

Los especialistas en armamento nuclear del gobierno de Estados Unidos declararon (nunca oficialmente) que la escena de la explosión nuclear creada por Stan Winston y su equipo era la más realista que habían visto nunca.

Generando empleo

La compañía de efectos especiales Industrial Light and Magic pasó de 6 a 36 empleados solo para poder dar vida a los efectos de metal líquido del T-1000. Tardaron 8 meses y cobraron 8 millones de dólares para poco más de tres minutos totales en pantalla.

Advertisement

El bar de carretera

Aunque estaba rodeado de focos y técnicos de rodaje, una mujer se coló en el decorado del bar de carretera pensando que era un establecimiento real. Arnold Schwarzenegger, en pantalón corto, la dijo que era el día de stip-tease masculino.

Advertisement

Comida para perros

El sonido del T-1000 cuando fluía a través de algún objeto o sus heridas se cerraban se hizo con comida para perros fresca escurriéndose de la lata.

Advertisement

Tambores con sabor

Los famosos golpes de percusión que dan su toque característico a la canción principal de la banda sonora no son sonidos digitales. Tampoco son instrumentos en sentido estricto. El compositor Brad Fiedel logró ese sonido mecánico que recuerda a maquinaria aporreando dos sartenes de cocina de hierro una contra otra.

Dos pares de gemelos

Advertisement

La famosa escena de la máquina de café en la que el T-1000 asesina a un guardia de seguridad haciéndose pasar por él para amedrentarlo no se rodó con efectos especiales. Se trata de dos actores gemelos llamados Don y Dan Stanton. No son los únicos, la gemela de Linda Hamilton dobla a su hermana en una escena que al final se eliminó.

Photoshop

Advertisement

Muchos de los retoques y efectos especiales de Terminator 2 se hicieron con una aplicación nueva que ya se usó de manera pionera en Abyss (1987) y Willow (1988). Se trata de la primera versión del mítico Photoshop de Adobe.

La voz de John Connor

Advertisement

El rodaje llevó tanto tiempo que el joven actor que daba vida a John Connor creció visiblemente (en las escenas del desierto, las primeras que se rodaron, se le puede ver más joven). Tanto fue así que le cambió la voz y hubo que afinarla en postproducción.

Niños sin armas

Aunque Terminator 2 es una película violenta y llena de armas, en ningún momento se ve a John Connor portando una. Tan solo se le ve llevando un cargador o bolsas de tela con armas. Cameron se empeñó en que fuera así porque no le gustaba la idea de mostrar a niños empuñando armas.

El cañón rotatorio

Advertisement

Advertisement

El cañón rotatorio que usa el T-800 es exactamente el mismo que Swarzenegger lleva en la película Predator.

El helicóptero

La escena de persecución en la que un helicóptero pasa por debajo de un puente era tan peligrosa que el equipo de cámara se negó a rodarla. Lo hizo el propio James Cameron desde un coche en marcha. A los mandos del helicóptero iba el piloto especialista Charles A. Tamburro.

Advertisement

Problemas con la censura

En Reino Unido, los censores pusieron muchos problemas a dos escenas. La primera es la huida del psiquiátrico en la que Sarah Connor abre una cerradura con un clip. Les parecía demasiado realista. La segunda tiene que ver con la escena en la que el T-800 dispara a las rodillas de varios agentes de policía para inmovilizarlos sin matarlos. Esa misma técnica la utilizaban los terroristas del IRA.

Forzando cerraduras

Advertisement

Advertisement

La queja de los censores tiene su base real, porque Linda Hamilton aprendió a forzar cerraduras de verdad para dar más empaque a esa escena en la que huye de su celda.


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.