Los jardines verticales no sólo son una solución arquitectónica interesante para dar vida a una fachada. También sirven para ahorrar energía. El Palacio de Congresos de Vitoria, en el País Vasco, acaba de estrenar una frondosa fachada verde que le permitirá mejorar el aislamiento térmico en un 270%.

La fachada ha sido diseñada por los estudios de arquitectos Urbanarbolismo y Unusualgreen, y utiliza un total de 33.000 plantas autóctonas de la región donde está el edificio. Muchas de las especies vegetales utilizadas requieren distintos grados de humedad y composición química del sustrato, así que Urbanarbolismo ha creado un sistema de cultivo hidropónico que se autoregula en función de las necesidades de cada planta. De los casi 1.500 metros cuadrados de vegetación que cubren la fachada, 1.000 son de cultivo hidropónico, mientras que el resto son plantas trepadoras sostenidas por una estructura metálica.

Una de las fachadas del edificio rinde homenaje a la huerta vasca con una selección de plantas de temporada que conforman un huerto vertical que varía con cada estación. Si visitáis el edificio este invierno encontraréis berros y lechugas. La iluminación del edificio, formada por LEDs de bajo consumo, ayuda a dar a este Palacio de Congresos un estilo realmente original. [Urbanarbolismo vía Gizmag]

Fotos: Quintas Fotografos / Jordi Serramia Ruiz / Hugo Riquelme Ortega