Todos sabemos lo importante que puede ser usar un programa antivirus, o el software de seguridad que incluyen Windows y macOS, para proteger nuestros ordenadores. Sin embargo, existen algunas amenazas menos conocidas de las que también debemos protegernos. Así puedes protegerte.


Infecciones a través de memorias USB

Foto: David Nield/Gizmodo.

Los ataques maliciosos pueden ocurrir muy rápido alguien (o tu mismo) conecta en tu ordenador una memoria USB infectada. Las estadísticas aseguran que más de la mitad usuarios de ordenadores conecta sin ninguna previsión una memoria USB en su dispositivo, solo para ver qué hay almacenado.

Advertisement

Las versiones más recientes de Windows y macOS ya no ejecutan archivos de programa en memorias USB sin solicitar tu permiso, pero el malware más avanzado puede saltarse esta medida de seguridad. La mejor forma de mantenerse seguro es tener mucho cuidado con lo que conectas en tu ordenador.

Si tienes un antivirus instalado lo más seguro es que cuente con algún tipo de protección contra memorias USB infectadas, por lo que debes asegurarte de que esté configurado correctamente. De lo contrario, escanea las memorias inmediatamente cuando las conectes.

En el caso de Windows existen muchas herramientas diseñadas para combatir ataques vía USB. Algunas de las mejores son Panda USB Vaccine, Ninja Pendisk y Bitdefender USB Immunizer.

Sponsored

Desafortunadamente los ataques vía USB pueden ser muy sofisticados y difíciles de impedir. Lo único que puedes hacer para protegerte es tener mucho cuidado con cualquier memoria que no sea tuya, además de aplicar medidas radicales como no conectar ninguna memoria USB en tu ordenador jamás.


Espionaje de cámara web

Ya hemos hablado acerca de cómo mantener a los hackers lejos de tu cámara web. La forma más sencilla es colocar un obstáculo sobre la cámara (como un pedazo de cinta adhesiva) o apagarla por completo vía software, algo que no es posible en todos los modelos. No obstante, la cinta sigue siendo lo más fácil de hacer, y si es bueno para Mark Zuckerberg es bueno para nosotros.

También existen algunos ajustes de software que puedes hacer. En Windows accede al administrador de dispositivos y haz clic derecho sobre la cámara web (se encuentra en el apartado de dispositivos de imágenes) y selecciona “Desactivar”.

Si no quieres ser tan drástico, en el menú de configuración de Windows 10 puedes acceder a “Privacidad” y después a “Cámara” para seleccionar cuáles aplicaciones pueden acceder a tu cámara web y cuáles no.

Advertisement

Desactivar una cámara web integrada no es algo tan fácil de hacer en macOS. Existen algunos trucos no oficiales que puedes usar, como este: eliminar un archivo llamado “QuickTimeUSBVDCDigitizer.component” que se encuentra en la carpeta de Macintosh HD/ System/ Library/ Quicktime. Recuerda guardar una copia antes de eliminarlo.

Si usas una cámara web externa que se conecta vía USB solo tienes que desconectarla hasta que vuelvas a necesitarla.

En el caso de que no desees desactivar la cámara web por completo puedes usar alguna aplicación para protegerte. Oversight para Mac y Who Stalks My Cam para Windows se ejecutarán en segundo plano y te avisarán cuando un programa intente acceder a tu cámara web.


Espionaje mediante WiFi

No importa que creas que tus archivos están protegidos en tu unidad de almacenamiento, una vez que accedes a la red WiFi pública de un hotel o café tienes el riesgo de que alguien acceda a ellos.

Advertisement

Hay varios pasos que puedes seguir para mantenerte protegido, como acceder solamente a páginas web con conexión HTTPS, las cuales puedes identificar con un candado verde en la barra del navegador.

Sin embargo, instalar una aplicación de VPN podría ser la mejor forma de mantenerte seguro en una WiFi pública. Este tipo de programas (tales como AirVPN, IPVanish, TunnelBear, CyberGhost y tantos otros) añaden una capa de cifrado y protección, lo que hará que sea mucho más difícil que alguien acceda a tu ordenador.

Advertisement

Es recomendable que mantengas tu sistema operativo y todas tus aplicaciones actualizadas, y también deberías pensarlo dos veces antes de hacer alguna tarea en la que manejes información sensible, como acceder a tu cuenta bancaria.


Ingeniería social

Es recomendable estar atento ante cualquier correo electrónico sospechoso o mensaje en una red social. No hagas clic en ningún enlace que incluya un correo de alguien desconocido, y protégete de las estafas que intentan acceder a tus datos personales y números de tarjeta de crédito al hacerse pasar por servicios como Netflix u ofreciendo “promociones”.

Advertisement

Los ataques de phishing (o suplantación de identidad) son algunos de los más peligrosos y fáciles de caer en Internet. Los hackers y atacantes se harán pasar por un servicio o persona que inspire confianza para robar tus datos. Algunos son fáciles de detectar pero otros no.

Asegúrate de mantener tu navegador actualizado y ante cualquier duda mejor accede a una web directamente, en lugar de hacer clic en un enlace que ten enviaron por correo electrónico.

Ten mucho cuidado con la información que compartes a través de tus redes sociales favoritas: no facilites la dirección de tu casa, fecha de nacimiento o nombre de tu mascota, porque de este modo le estás dando a los hackers pistas para acceder a tus cuentas.

Advertisement

Recuerda activar la verificación en dos pasos en todos los servicios posibles. En general, se muy cuidadoso con la información que ofreces en Internet.


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.