Lavarse las manos con cierta frecuencia es una no es una mera cuestión de buena educación, sino de salud. Desgraciadamente, no todo el mundo sabe cómo hacerlo correctamente, y hay muchos mitos al respecto.A continuación desmontamos algunos de ellos.

Lavarse las manos no es necesario

¿En serio? Si crees que lavarse las manos es solo una cuestión de educación, quizá quieras reconsiderar lo que sabes sobre higiene. Los seres humanos nos tocamos inconscientemente la cara hasta 15 veces cada hora. Esos contactos con los ojos, la nariz y la boca son el vector que utilizan microorganismos como la Salmonella, los adenovirus o la E.Coli para entrar en el organismo. Lavarse las manos reduce el riesgo de contraer infecciones respiratorias entre un 16 y un 21%, y reduce la incidencia de enfermedades del aparato digestivo que producen diarrea en un 31%. Si acabas de limpiarte el trasero, por favor, lávate las manos.

Las manos quedan más limpias con agua caliente

Foto: nick v / Flickr

No. El 59% de los adultos creen que las manos quedan más limpias con agua caliente, pero resulta que no es cierto. Un reciente estudio confirmó que da exactamente igual lavarnos las manos con agua caliente o fría. Puede que el agua caliente disuelva mejor ciertos tipos de suciedad, pero a las bacterias les da igual.

Advertisement

La Salmonella, por ejemplo, resiste temperaturas de 55 grados durante más de 10 minutos. Los humanos no resistimos tanto ni de lejos. Bastan 30 segundos con las manos metidas en agua a 55 grados para obtener quemaduras en la piel. El agua caliente es solo una cuestión de comfort.

Es mejor no secarse las manos después de lavarlas

Foto: TheKarenD / Flickr

No secarse las manos está bien siempre y cuando no toques nada hasta que estén secas. La razón es que es mucho más fácil que se nos queden adheridas bacterias con las manos húmedas que estando secas. Si salimos del baño con las manos húmedas y tocamos cosas como el pomo de la puerta no hemos hecho nada. Si hay toallitas desechables o un secador, es mejor usarlo.

Es mejor usar toallas que secador

No hay datos concluyentes al respecto. Un par de estudios recientes aseguraban que los secadores de aire modernos soplan tan fuerte que diseminan los microorganismos en el aire del baño a una distancia de hasta tres metros. La cuestión es que el estudio, aunque probable, estaba financiado por fabricantes de toallitas de papel. El CDC da como buenos ambos métodos.

Es mejor usar gel antibacterias que lavarse las manos

Foto: Penn State / Flickr

Falso. El gel antibacterias común está hecho de Triclosan, y varios estudios han demostrado que la sustancia no solo no reduce de manera significativa las poblaciones de bacterias, sino que en algunos casos aumenta su resistencia, motivo por el que se ha prohibido en Estados Unidos y la Unión Europea.

Advertisement

El CDC recomienda usar geles antibacterias con al menos un 60% de alcohol, pero establece que en ningún caso son mejores que el agua corriente y el jabón de toda la vida. La razón es que no eliminan todas las bacterias, y tampoco limpian algunos contaminantes no biológicos, como los metales pesados o los pesticidas.

Cómo lavarse las manos como un profesional

Ok, hasta aquí los mitos, pero ¿cómo se lava uno las manos correctamente? Según la Organización Mundial de la salud, para ello necesitamos al menos un minuto. Este vídeo detalla visualmente los pasos a seguir.

Es importante repartir el jabón por toda la mano (dorso, entre los dedos y bajo las uñas), no solo por las palmas. Asimismo, hay que frotar circularmente cada dedo y no olvidar rascar la palma con las uñas para limpiar bien por debajo.

Finalmente, recordar que es especialmente importante lavarse la manos después de ir al baño, antes de comer, antes y después de cocinar o de atender a una persona enferma, y después de cambiar pañales, estornudar o toser, tocar animales o basura de cualquier tipo.  [Más información: CDC, OMS]