Apagar una vela es tan fácil como soplar sobre la llama, pero el fuego tiene otras debilidades aparte del agua y de una súbita corriente de aire. Este curioso vídeo de Physics Girl explica otras cinco maneras de apagar la llama de una vela que a primera vista parecen imposibles.

Utilizar un cable de cobre

Sirve un simple alambre doblado hasta formar una espiral del diámetro de la llama. En teoría, el fuego debería de seguir ardiendo porque aún tiene algo de oxígeno que quemar. La razón por la que se apaga no es solo que disminuye el caudal de aire, sino que el cobre es un excelente conductor que absorbe buena parte del calor de la llama. La combinación de ambos factores es suficiente para apagarla.

Advertisement

Apagar la llama a través de un obstáculo

Parece imposible pero funciona siempre y cuando el obstáculo sea redondo o tenga los bordes redondeados. El áire del soplido circula alrededor del obstáculo y converge al otro lado, apagando la llama. Funciona incluso con un balón de fútbol.

Eliminar el oxígeno

Esta forma de apagar una llama es de sobra conocida. Basta poner un vaso boca abajo sobre la llama para que esta disminuya hasta extinguirse. La razón es simple: el fuego consume el oxígeno hasta que ya no puede mantenerse. Funciona incluso aunque sostengamos el vaso sobre la llama dejando abierta la parte inferior (sin tocar la mesa).

Sponsored

Añadir CO2

Otra manera de apagar la llama de una vela es saturando el aire que la rodea con Dióxido de carbono para eliminar el oxígeno. La fina niebla que emite el hielo seco es eso, precisamente, pero si no tenemos hielo seco a mano podemos probar mezclando bicarbonato y vinagre y después inclinando el vaso sobre otro vacío. Aunque no lo veamos, el vaso vacío se va llenando de CO2 y es tan eficaz como si dejáramos caer agua sobre la llama.

Usar nitrógeno líquido

Un gas condensado a una temperatura tan baja que se vuelve líquido es más de lo que cualquier llama puede soportar, pero ni siquiera hace falta verter ese líquido sobre la llama. El nitrógeno es más pesado que el aire y solo el gas que cae sobre la llama antes del líquido es suficiente para extinguirla. A continuación, el vídeo completo (en inglés). [Physics Girl vía Sploid]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)