A lo largo de esta semana se han producido pequeños cortes en algunos servicios web como eBay o LastPass. No ha sido culpa de los sospechosos habituales. No se han producido ataques de denegación de servicio y no han fallado los servidores. ¿Qué ha ocurrido?

La razón de los cortes es mucho más preocupante: Internet se ha vuelto demasiado grande para algunos de los routers que dirigen el tráfico de datos. Hace tiempo que se habla de la necesidad de migrar la infraestructura IP de la red de IPv4 a IPv6 porque apenas quedan direcciones IPv4 (el número que identifica a una máquina en al red) libres para asignar.

Pero la transición está llevando más tiempo de lo esperado y muchos operadores han extendido la vida de IPv4 usando subredes y routers preparados para optimizar el tráfico en ellas. Estos routers suelen tener una memoria dedicada a guardar las tablas de enrutamiento. Esta memoria, conocida como TCAM (memoria ternaria de contenido direccionable), es muy rápida pero también muy cara. La mayoría de los equipos comerciales que suelen instalar los ISP viene por defecto con capacidad para unas 512.000 entradas IPv4 y la misma cantidad de IPv6.

Lo que ha ocurrido estos días es que la cantidad de direcciones a almacenar para IPv4 ha superado el límite por defecto de estas tablas. En algunos de los routers más modernos no hay problema. Están preparados para compensar este efecto mediante software, reasiganando parte de la memoria destinada a IPv6. La velocidad de enrutamiento puede resentirse -en ocasiones hasta puntos que pueden llevar a un fallo temporal en la transmisión de datos- pero siguen funcionando.

Advertisement

En modelos más antiguos el fallo, sin embargo, puede bloquear el tráfico hasta que se reinicia el router y se resigna la memoria de forma manual. Este problema sólo afecta a la red de forma esporádica.

¿Que supone para el usuario? Lo que estamos experimentando, según Ars Technica, son sólo los primeros casos. Se van a producir más cortes y problemas en algunos de los routers más antiguos y los vendedores de equipos de red no han hecho lo suficiente para comunicar el problema. No es el fin de la red y no se va a producir un gran colapso pero es un problema molesto para los proveedores de acceso, uno para el que deberían haber tomado medidas hace mucho tiempo. [vía The Guardian]

Foto: Getty Images. Gráfico de bgp.potaroo.net

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)