La próxima generación de consolas está a la vuelta de la esquina y una de las dudas es si estas nuevas Xbox y Playstation podrán ejecutar juegos de segunda mano. Hay rumores que apuntan a un posible bloqueo de los juegos para una sola máquina o usuario una vez se han comprado, mala noticia para los revendedores. ¿Sería posible?

Técnicamente sí, sin duda, y a los desarrolladores de juegos les gustaría. Hoy en día tenemos un modelo similar con las apps del teléfono, por ejemplo. Cuando se adquieren se vinculan a una única cuenta.

Advertisement

Pero en las consolas es posible -o lo era hasta ahora- revender los juegos una vez se han terminado. Para muchos jugones esta es la única forma de poder probar algunos de los títulos que salen al mercado. No todos pueden permitirse pagar los más de 50 o 60 euros o dólares que puede llegar a costar un juego nuevo prefieren reservar esa cantidad de dinero para los que realmente valen la pena.

Para el canal de distribución estos juegos también son importantes. Ahora que muchas consolas ofrecen la posibilidad de descarga directa este tipo de comercio de compraventa es lo único que los consigue mantener a flote. GameStop, una de las mayores cadenas de videojuegos, estima que seis de cada 10 usuarios rechazarán comprarse una consola que prohibiese usar un juego de segunda mano. 

Hay que tener en cuenta que este tipo de controles requeriría además, por lo general, una consola conectada a la red donde, de alguna manera, se pudiera validar que el juego pertenece realmente al jugador. En muchas partes del mundo esto no es un problema pero aún hay mercados en los que la conexión no siempre es constante. Habría formas de implementar un control sin conexión, pero no es sencillo. [Just Push Start]