Yo escribo mucho sobre proyectos científicos medio peligrosos. Por lo tanto, recibo una gran cantidad de sugerencias de lectores que quieren compartir sus propias ideas para proyectos caseros riesgosos. Me gusta el la participación de los lectores, pero cuatro de cada cinco veces, las ideas son tontas, y mortales. Escúchame: si se trata de una arma casera hecha de tubería, cerillos, y la gasolina, te puedo garantizar que es una pésima idea.

Algunas ideas muestran más creatividad que otras. Muchas involucran el reutilizar productos caseros para fines diabólicos. Aquí hay siete sugerencias - ah, y por si lo estabas pensando, no se te ocurra hacer ninguna de ellas.

1. Pistola de agua lanzallamas

No puedo comenzar a decirte lo peligroso que es esto. La idea es tomar una pistola de agua, Super Soaker, llenarla de gasolina, adjuntar un alambre a la base de la pistola y en el otro extremo adjuntar un encendedor, Zippo y voila - lanzallamas instantáneo.

Advertisement

No lo hagas. La llama probablemente viajará hacia atrás y encenderá la gasolina en el contenedor. Cualquier “proyecto” que implica gasolina en el tanque de un vehículo es extremadamente peligroso - a la par con jugar con plutonio o placas llenas del virus Ébola.

2. Sombrero Cacerola Oddjob

Oddjob, uno de los rivales de James Bond en la película Goldfinger, utilizaba un sombrero forrado con un disco de acero como un platillo volador letal. Tú también puedes hacer el tuyo -simplemente corta una cacerola en forma de dona, afila el borde y pégalo al ala de tu sombrero. Puede que no sea aerodinámicamente estable y vuele tan lejos como el original de Oddjob pero garantiza una situación la cual terminara mal para todos.

3. La Bomba de Blanqueador

Este es un gran proyecto si, por alguna razón, te gustaría crear una nube de gas venenoso para licuar tus pulmones. ¿Que hay en el blanqueador? Hipoclorito de sodio. ¿Qué hay en los limpiadores de drenaje? Ácido clorhídrico. Cuando se mezcla el blanqueador y el limpiador de drenaje, se produce una reacción química espontánea:

NaClO + 2 HCl → Cl2 + H2O + NaCl

La reacción produce un gas de cloro altamente venenoso y probablemente también deja restantes de ácido clorhídrico también. El gas de cloro, incluso en pequeñas cantidades es sumamente venenoso. En la Primera Guerra Mundial Esto se demostró gráficamente en la primera Guerra Mundial, ataca las membranas de los ojos, la garganta y la nariz, y la exposición prolongada puede causar muerte por asfixion. Y ácido clorhídrico? Básicamente derrite todo lo que toca.

4. Etch-A-Sketch Termita

Si estudiaste química en la secundaria, probablemente aprendiste sobre las reacciones exotérmicas. Eso es cuando dos sustancias químicas se combinan para producir subproductos del calor y la luz.

Advertisement

Hay pocos procesos químicos los cuales son tan gloriosos, vigorosos y firmemente exotérmicos como la reacción termita. Toma aluminio en polvo (por ejemplo del interior de un Etch-a-Sketch) y hierro oxidado (por ejemplo, de una esponja de lana de acero bien gastada) en las proporciones adecuadas y enciendelo con una luz de bengala. La reacción es lo suficientemente caliente como para quemar a través de la tierra.

5. Napalm de Unicel

El napalm usado en Vietnam fue una mezcla de benceno, gasolina, y poliestireno. El material era una mezcla infernal que se adhería a la superficie mientras se quemaba, y era prácticamente inextinguible. Es difícil imaginar un uso legítimo civil para la materia. (Realmente es difícil imaginar un uso legítimo militar).

Es posible llegar a algo bastante malditamente cerca a ese tipo de napalm con sólo hundir espuma de unicel en una cubeta de gasolina, mezclándola por un tiempo y guardando el sobrante. Una vez que se enciende el sobrante, buena suerte tratando de apagarlo.

6. Lanza Térmica Espagueti

Bueno, esto es realmente cool, pero aún así, es difícil para mí recomendar a que alguien realmente haga esto. En forma industrial, lanzas térmicas son tubos de hierro o de acero rellenos de hierro fino y varillas de aluminio, bañado en oxígeno presurizado. En un ambiente rico en oxígeno, el hierro y el aluminio se pueden incendiar, produciendo un llama de alta temperatura constante.

Advertisement

Probablemente has visto lanzas térmicas en las películas - cuando ladrones de bancos intentan cortar a través de 9 pulgadas de acero para entrar en una bóveda de un banco, ellos conectan un extremo de la lanza a un tanque de oxígeno, y prende las varillas con un arco eléctrico. La reacción subsiguiente quema lo suficientemente caliente como para fundir concreto.

Tu puedes hacer tu propia lanza térmica usando espagueti crudo para reemplazar el hierro y el aluminio, y un tramo corto de pipa (3/4 de pulgada) para hospedar la “lanza.” Puedes conectar el tubo sellado a una lata de oxígeno, que cuesta unos 10 dólares en cualquier ferretería. La lanza térmica espagueti funciona como la versión industrial: el medio ambiente rico en oxígeno en el interior del tubo permite que la pasta la cual normalmente quema lento, queme a lo loco, produciendo una llama de alta temperatura.

7. Linterna Láser Quema-Carne

Una gran cantidad vídeos de YouTube muestran cómo hacer una linterna laser portable, quema carne usando un grabadora portátil para quemar DVD’s y una linterna Maglite. Si remueves el diodo de laser del quemador de DVD’s, y lo reemplazas por el foco de la Maglite, escencialmente estas convirtiendo la linterna en un laser portátil. Requiere habilidad para soldar, pero terminas con una arma para la cual te puedo dar mil razones no deberías de poseer.

Créditos:

  • 1. Squirt Gun Flamethrower
  • 2. 007.net
  • 3. Shutterstock
  • 4. Amazon
  • 5. William Gurstelle
  • 6. Hackaday via YouTube
  • 7. Laser flashlight hack

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)