Imagen: Sago

Los bebés no suelen prestar atención a los dispositivos electrónicos para otra cosa que no sea llevárselos a la boca o agitarlos. Sin embargo, llega un momento en que comienzan a fijarse en lo que sucede en la pantalla. Cuando llega ese momento, estos juegos pueden resultarte muy útiles.

Unos consejos antes de descargar

  • Un tablet o un móvil no es un “aparcabebés”. En otras palabras, olvídate de usarlo para tener entretenido al retoño mientras tú ves una película. Los niños pequeños tienen un margen de atención limitado y pronto se aburrirán del juego y abandonarán el dispositivo para jugar con otra cosa. La idea es que uses estas aplicaciones para jugar con el bebé un rato y enseñarle cómo funcionan las pantallas táctiles. A veces no hace falta ni que jueguen ellos, porque les encanta mirar lo que haces. En casos de emergencia te servirán para entretenerlo unos pocos minutos, pero solo unos pocos y según cómo esté de humor.
  • Si lo que quieres es que no usen el móvil hasta que sean más mayores, se coherente y no lo uses tú tampoco delante de ellos. Los bebés quieren tocar y usar todo lo que tú tengas en las manos y el “esto es solo para mayores” no les vale.
  • A estas edades, los bebés tienen muy poca coordinación motora. No esperes que sean capaces de controlar varios pulsadores. Al principio ni siquiera sabrán mover objetos deslizando el dedo y tan solo aporrearán la pantalla con alegría.
  • Las aplicaciones para bebés deben ser a prueba de bebés. Pocos desarrolladores entienden esto (probablemente porque no tienen hijos). Un niño pequeño manoseará la pantalla y tocará todo lo que encuentre. Si la aplicación no impide el acceso al resto del dispositivo de alguna forma, puedes encontrarte con un auténtico desastre en el escritorio o los ajustes. No subestimes la capacidad de un bebé para encontrar y activar funciones del dispositivo que tú no sabes ni que existen.
  • Algunas aplicaciones cuestan unos pocos euros, pero es mejor eso que una que, sin venir a cuento, te muestra un anuncio. Ten por seguro que el bebé pulsará en ese pop-up y entrará en la tienda de aplicaciones. Si tienes una tarjeta bancaria activada puede llegar a darte un susto. Si el juego muestra publicidad no deseada, desinstálalo.
  • Los bebés tienden a babosear los dispositivos. Si es a prueba de agua, mucho mejor. También los golpean o los tiran al suelo. Considera el uso de una funda blandita y agradable al tacto. Los botones laterales no suelen ser un problema porque son demasiado pequeños y los bebés no reparan en ellos.
  • Mirar una pantalla no es el mejor ejercicio para los ojos de un niño. Nunca los dejes mucho tiempo con el tablet y ajusta el brillo para que esté bajo. Tampoco dejes que jueguen a oscuras.

Dicho esto, estas son las aplicaciones que más éxito están teniendo entre las que ya hemos probado. Por supuesto, no quiere decir que sean las únicas. Si conocéis otras que funcionan con vuestros bebés, os invitamos a que las apuntéis en comentarios.

Touch the Ladybug (iOS)

Este juego convierte la pantalla en un tapete verde sobre el que camina una mariquita. Si la tocas, el bichito levanta el vuelo y se posa en otra parte de la pantalla. Sus gráficos y sonido son terriblemente simples, pero por algún motivo a mi hija le ha provocado auténtica fascinación durante meses. Es gratuita, así que no pierdes nada por probar.

Sonidos de animales (iOS y Android)

Un entretenido muestrario de animales en simpáticos dibujos. Al tocarlos, cada uno hace su sonido característico y una voz en off dice algo sobre el animal. La versión gratuita cuenta con tres escenarios con cinco animales cada uno (hogar, granja y selva). También incluye juego de trivial y de tarjetas de memoria. Si gusta, se pueden desbloquear más contenidos pagando, pero está libre de infernales pop-ups. Los bebés pequeños no saben jugar bien, pero les fascina tocar la vaca en la pantalla y que haga MUUUUUU.

El Playmatic (iOS)

Incluye tres minijuegos que invitan a aporrear la pantalla. Uno muestra unos globos volando, el otro burbujas de jabón, y el tercero nubes de luz y color con notas musicales. Es un pelo caro para lo que ofrece, pero a nosotros nos ha funcionado muy bien y es imposible que salgan del juego porque hay que agitar el dispositivo unos segundos. (Precio: 1,99€)

Baby’s Musical Hands (iOS)

Otro juego de aporrear la pantalla que puede volver locos a los padres, pero que es muy muy efectivo en apaciguar bebés. Muestra tres filas de grandes botones de colores que actúan como un piano. Dos de las filas hacen sonar notas musicales y la tercera percusión. Además, muestra pequeñas explosiones de estrellitas al tocar la pantalla. (Precio: 0,99€)

Sago Mini Forest Flyer (iOS y Android)

Este juego es sencillamente una obra de arte que vale cada céntimo que cuesta. Funciona como una especie de aventura gráfica. Al tocar la pantalla mueves un pajarito por un enorme bosque lleno de criaturas. Cuando el pajarito pasa por determinados puntos, se activan animaciones cortas en las que interactúa con el entorno. Si el bebé sabe tocar la pantalla ya sabe jugar a Mini Forest Flyer. La misma compañía tiene un juego similar protagonizado por un conejo superhéroe por si quieres añadir algo de variedad. (Precio: 2,99€)

Sago Mini Music Box (iOS)

Similar a Forest Flyer, solo que en una única dirección. Al tocar la pantalla, el bebé hace moverse a tres personajes (uno en globo, otro en barco y otro en trineo) y hace sonar la nota de una melodía. Depende de donde toque en la pantalla suena un instrumento y muestra una animación diferente. (Precio: 2,99€)

Magic Fingers (iOS)

Hay una versión gratuita de este juego, pero muestra pop-ups, así que no es nada recomendable. La de pago, sin embargo, es muy interesante. Es una aplicación para pintar con los dedos, pero en lugar de colores usa efectos de partículas y patrones que hacen que los niños se queden absortos contemplando la pantalla. La lista de diferentes pinceles es extensa y mientras juega pone una música suave a elegir entre varios clásicos. (Precio: 1,99€)

Fingerpaint Magic (iOS y Android)

El problema de Fingerpaint Magic es que tiene muchas opciones y no es intuitivo para un bebé seleccionar pinceles, pero sus efectos visuales son también estupendos. Muy bueno si el niño ya es un poco más mayor o para acompañarle en el juego de pintar con los dedos. Además es gratuita.