A los inversores de Nokia les encanta la noticia: sus acciones suben ahora un 35%. Microsoft ha comprado la unidad de móviles de Nokia y a los inversores de la finlandesa parece gustarles la idea. A los de Microsoft no tanto: sus acciones caen casi un 6%. A ti, ¿qué te parece la operación?