Foto: RT

La Universidad Nacional de Ciencia y Tecnología de Moscú acaba de mostrar el prototipo de un traje de combate con el que Rusia pretende equipar a sus tropas de asalto en un plazo de apenas dos años. El traje es una navaja suiza de gadgets que parece sacada del último Call of Duty.

Foto: RT

El responsable de sistemas de armamento del centro, Oleg Chikarev, asegura que el traje estará listo en un plazo de dos años, aunque con este tipo de dispositivos nunca se sabe. Estados Unidos lleva años trabajando en su propia versión de traje táctico (Tactical Light Operator Suit o TALOS) y espera tenerlo listo para 2018. Teniendo en cuenta que Rusia solo ha enseñado el suyo sobre un maniquí, es posible que su desarrollo acabe demorándose también.

Con retraso o sin él, el traje exhibe algunas funciones realmente sorprendentes. En el apartado de blindaje, protege al soldado de balas incluso en partes tradicionalmente más expuestas, como el cuello o los brazos. Además, resiste el fuego y sus botas reforzadas se han diseñado expresamente para resistir la explosión de una mina antipersona.

Infografía: Daily Mail

Las piernas lucen un exoesqueleto de titanio que está pensado para ayudar al que lo lleve a soportar cargas pesadas durante más tiempo. El aparatoso casco está conectado por radio y su visor muestra información sobre blancos o sobre lo que los sensores ambientales recogen. Estos visores de realidad aumentada son la parte más compleja y habrá que esperar a verla en acción para determinar qué es lo que hace exactamente. Por lo demás, el traje luce futurista, pero lo bastante conservador como para que realmente llegue a ser algo más que un prototipo. [RT vía Daily Mail]