Foto: Michael Jansen / Flickr, bajo licencia Creative Commmons

La pitón de Seba o pitón africana de roca es la serpiente más grande del continente africano. Puede medir hasta 7 metros y pesar 110 kilos. En Nigeria, un grupo de granjeros ha abatido uno de estos reptiles pensando que estaba matando el ganado, pero lo que tenía dentro no era una cabra.

Advertencia: Las imágenes de este post muestran animales muertos y abiertos en canal que pueden herir la sensibilidad del lector.

Advertisement

Advertisement

Las pitones de Seba suelen alimentarse de pequeños vertebrados, pero los ejemplares más grandes tienen fuerza como para abatir y devorar antílopes e incluso se las ha visto atacar cerdos salvajes y a leopardos. Cuando uno de estos animales se acerca a una granja no tiene problemas en devorar cabras, cerdos y otros animales domésticos.

Foto: timo2000 / Flickr, bajo licencia Creative Commmons
Foto: Wikimedia Commons

Afortunadamente, la pitón de Seba no está en peligro de extinción. De hecho, es una de las pocas especies cuya caza y comercialización está permitida. Fuera de África se vende como mascota y es un animal dócil. Su único problema es que crezca demasiado.

Volviendo a Nigeria, los granjeros locales detectaron la presencia de una de estas serpientes cuyo vientre estaba muy abultado y la abatieron de un disparo pensando que se había estado alimentando del ganado local. Cuando abrieron el reptil descubrieron que en realidad lo que llevaba dentro eran docenas de huevos. Aunque suena desagradable, en realidad tuvieron mucha suerte.

Sponsored

En Nigeria los huevos de pitón de Seba se venden a elevados precios en el mercado porque están considerados una exquisitez. Por otra parte, las autoridades locales explican que es necesario mantener la población de estas serpientes a raya para que no causen problemas en las aldeas. Eso no hace las imágenes menos desagradables. [CEN vía Daily Mail]

Fotos: CEN