Acer presenta hoy su última vuelta de tuerca de Acer en materia de convertibles, los nuevos Acer Aspire R7 y P3. Muchos, de hecho, ya se preguntan si con tantas vueltas de tuerca no nos habremos pasado de rosca con los equipos que se transforman, y es que el R7 podría definirse como un convertible sobremesa-todo-en-uno-ultrabook-tablet.

Con una pantalla que gira y oscila en los cuatro modos que veis en la foto, la característica más rara del Acer R7 es que su diseño desplaza el teclado hacia la parte frontal, dejando el touchpad atrás. Esta nueva posición incrementa, según Acer, la inmersión en el interfaz táctil de Windows 8, aunque más de uno echará de menos mucho no poder reposar el brazo mientras lo usa.

La pantalla del R7 es una 15 pulgadas multitáctil con resolución FullHD. En el interior llevará procesadores Intel de tercera generación, aunque la proximidad de la generación Haswell hace prever una actualización en el futuro. Os dejamos con un teaser trailer que Acer ha lanzado aprovechando el estreno de Star Trek: into Darkness. No tenemos muy claro si la metáfora del R7 cayendo con la Enterprise es premonitoria o no.

Acer P3

Acompaña al R7 en la presentación el Acer P3, un equipo que la taiwanesa define como el primer ultrabook convertible. En realidad, el P3 es un tablet con Windows 8 al que se le puede unir un teclado ultrafino tipo dock. En esencia, el P3 es una versión del Surface Pro de Microsoft con el sello de Acer. La pantalla táctil del P3 es una IPS de 7,9 pulgadas y tiene soporte para stylus electrónico Dentro exhibirá procesadores Intel Core i3 o i5.

Acer Iconia A1

El tercer y último protagonista de la presentación es el Acer Iconia A1, un tablet Android de bajo coste que pretende colarse en el mercado abierto por el Nexus 7 de Google. El A1 también incorpora pantalla IPS de 7,9 pulgadas. En el interior encontramos procesador Quad Core. Acer quiere venderlo a un precio de 169 dólares.