Hace unas horas moría, a los 92 años de edad, Ralph Baer, considerado por muchos como el padre de los videojuegos. Baer, que emigró hacia Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial huyendo de los nazis, diseñó y patentó la primera consola, conocida como Brown Box, en 1970. El producto vería la luz dos años más tarde con un nombre mucho más mítico: la Magnavox Odyssey. Su primer videojuego fue el clásico ping-pong.

Descubrió y perfeccionó también uno de los primeros periféricos para consolas, una pistola que mediante un haz de luz permitía apuntar a la pantalla y practicar la puntería en un juego llamado Shooting Gallery. Aunque no es propiamente un videojuego, además ideó y perfeccionó también Simon, comercializado por Milton Bradley y que alcanzó una gran popularidad en la década de los 80.

Ralph Baer recibió en 2004 la medalla la National Medal of Technology and Innovation, uno de los reconocimientos a inventores y descubridores más prestigiosos de Estados Unidos, como reconocimiento a su carrera.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)