Ayer saltó la polémica y hoy se ha conocido el desenlace: el traje futurista creado con tecnología militar para los patinadores de velocidad de EE.UU. en los Juegos de Sochi es definitivamente un fracaso. El equipo ha decidido no utilizarlo más para lo que queda de competición, tal y como confirma el WSJ. En lugar de ayudarles a ir más rápido, un defecto de diseño en el traje les hace ir más lentos. Uno de esos casos en los que la innovación y la tecnología, nunca mejor dicho, son un paso atrás.

Según el WSJ, la decisión se ha anunciado hoy Sábado por la mañana, tras varias reuniones entre el fabricante del traje, la firma Under Armour, y el equipo de patinaje de velocidad de EE.UU. Los ingenieros que lo han creado lo habían calificado como el "traje de patinaje de velocidad más rápido del mundo". Sin embargo, un defecto de diseño en la zona de ventilación, situada a la espalda del traje (imagen debajo), hace que en realidad entre aire, lo que frena a los atletas. Patinadores como Shani Davis (en la foto), favorito a medalla por haberla conseguido en otros Juegos, todavía no ha tocado el pódium y ha obtenido marcas muy por debajo de lo habitual.

El equipo de patinaje de velocidad de EE.UU. había estado probando el traje fuera de competición desde el pasado 1 de Enero, pero nunca antes en competición oficial. Está diseñado por el fabricante de ropa deportiva Under Armour con la ayuda de Lockheed Martin, uno de los gigantes de la industria de defensa.

Advertisement

Utilizaron más de 300 horas en túneles de viento para analizar cómo impacta el viento en el cuerpo de los atletas. Como resultado, decidieron incluir pequeños bultos en lugares estratégicos del traje porque, en teoría, ayudan a "romper" el aire y mejora la aerodinámica. Incluyeron también la polémica zona de ventilación a la espalda, que al final ha resultado frenar a los atletas, en lugar de ayudarles. Mucha tecnología, cero resultados. [vía WSJ]

Foto: Getty Images

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)