En el estado de Virginia, Estados Unidos, han condenado a 11 años de cárcel a un adolescente de 17 años de edad por llevar una cuenta en Twitter dedicada a apoyar a ISIS e intentar conseguirles donaciones mediante Bitcoins.

Su nombre es Ali Shukri Amin y llevaba la cuenta de Twitter “@Amreekiwitness” (ahora desactivada por la red social), que con apenas 4.000 seguidores logró llamar la atención de las autoridades. Más allá de los mensajes en pro de esta organización terrorista y extremista, dedicada a realizar crímenes terribles (torturas, asesinados, bombas y atentados, entre otros), la mayor razón para condenar a este adolescente se basa en dar soporte al terrorismo, al enseñar a cualquier interesado cómo realizar donaciones a ISIS.

Advertisement

En uno de los casos, Amin ayudó con indicaciones a otro adolescente a llegar a Siria para unirse a ISIS. John Carlin, asistente del fiscal general de seguridad nacional, aseguró en sus declaraciones que:

“Esta organización terrorista continúa usando las redes sociales para enviar sus mensajes de odio y violencia a todo el mundo, intentando reclutar jóvenes ingenuos y cualquier persona para que apoye su causa. [...] Esa propaganda dañina está llegando poco a poco a nuestras comunidades, afectando a los más vulnerables.”

Es un tema delicado, sin lugar a dudas. Condenar a más de una década de cárcel a un adolescente que quizá no tiene la madurez suficiente para entender su grave error es algo que sin duda suena bastante radical. No obstante, su mayor falta no se encuentra en tuitear a favor de ISIS, sino de usar esa red social y su potencial para ayudar a que más dinero llegara a la organización terrorista, lo que supondría, de cierto modo, financiar su causa. [vía The Hill]

Imagen de portada: CBS.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)