La tentación es grande porque en breve comenzará la campaña de vuelta al colegio, con importantes descuentos. O tal vez tu viejo PC o Mac empiece ya a mostrar signos de estar en las últimas. Da igual. ESPERA. Ahora mismo es el peor momento posible para comprar un PC. Dentro de unos meses merecerá la pena haber esperado.

Sí, ya sé: "pero la tecnología es siempre igual, siempre hay algo a punto de llegar al mercado mejor de lo que hay ahora". Es cierto, pero en el mundo de la informática los tiempos de renovación vienen dictados por los chipset de Intel. Cada vez que la compañía tiene una nueva plataforma lista, todos los fabricantes renuevan su gama. Después pasan meses en los que los cambios son mucho menos importantes.

Advertisement

Haswell, la próxima generación de procesadores Intel, está a la vuelta de la esquina y traerá varias novedades por las que habrá merecido la pena esperar.

Batería para todo un día

Una de las promesas del nuevo chipset es que por fin tendremos ordenadores ligeros capaces de aguantar sin problemas una jornada completa de trabajo, ultrabooks que aguantarán hasta una semana en modo reposo y con los que ya no habrá que buscar un enchufe cada pocas horas. Intel cree que algunos modelos podrían llegar a tener una autonomía de 24 horas, nunca visto hasta ahora en el mundo de la informática.

Más potencia

Esta mejora no pilla por sorpresa. Todas las generaciones de procesadores mezclan menor consumo con algo más de brío a la hora de realizar las operaciones. Habrá que esperar a ver los primeros modelos en la calle, pero puedes estar seguro de que serán más potentes que los ordenadores disponibles hoy en día.

Gráficos integrados decentes, por fin

Los chipsets gráficos integrados han sido hasta ahora bastante pobres cuando se comparan con las soluciones dedicadas. Por eso muchos portátiles destinados al sector profesional o a los usuarios más jugones solían tener tarjeta gráfica complementaria a la de la plataforma Intel. Haswell, sin embargo, va a llegar con la tecnología gráfica Iris. Será capaz de ejecutar los últimos juegos con soltura y ofrecer salida de vídeo compatible con el estándar 4K, incluso en máquinas muy ligeras y delgadas.

Para "maqueros"

Aún no está claro si la próxima generación de Macbook Air dará el salto a pantalla retina, pero si lo hace, será gracias a esta nueva plataforma. Lo más probable es que Apple anuncie nuevos modelos en la próxima Worldwide Developers Conference del mes de junio y aunque no haya una pantalla de más resolución, la mayor potencia y menor consumo serán sin duda bienvenidas.

Para "peceros"

Con Windows 8 el mercado se ha llenado de ordenadores híbridos con pantalla táctil y capaces de transformarse en un tableta o al menos ofrecer una experiencia parecida. En estos casos la mayor batería y potencia gráfica se va a agradecer, y mucho, porque conseguirán que la experiencia de uso sea parecida a la de las tabletas equipadas con procesadores ARM.

Incluso si no te importa....

Vale, te da igual el chipset que lleve dentro el ordenador, de acuerdo. Pero aún así hay ventajas si esperas unos pocos meses (la presentación oficial de Haswell será en junio, en Taiwan). Cuando los nuevos equipos lleguen al mercado, los ordenadores actuales van a tener un importante descuento.

Advertisement

Si no puedes esperar más, adelante. La necesidad es la necesidad y tal vez un mes más sin PC no sea una opción. Pero si puedes esperar tan sólo unas pocas semanas, ni lo dudes.