Si estás pagando por software y tus aplicaciones favoritas es probable que exista una alternativa gratuita que podrías usar, con características y funciones tan buenas como las que acostumbras a usar. Ya sea porque necesites un cambio o tu presupuesto sea bajo, deberías conocer estas aplicaciones gratuitas.


GIMP como reemplazo de Adobe Photoshop

GIMP (Programa de Manipulación de Imágenes de GNU) es una alternativa gratuita a Photoshop bastante conocida, y está disponible tanto para Windows como para Mac y Linux. No posee algunas de las herramientas profesionales propias del software de Adobe, pero sí tiene algunas alternativas bastante útiles entre sus opciones y herramientas (desde pinceles a capas) para llevar tu edición de imágenes al siguiente nivel.

Es cierto, la aplicación tiene una interfaz bastante diferente y tomará algo de tiempo que te acostumbres, por lo que no podrás hacer el salto de Photoshop a GIMP en un instante y sin ninguna complicación, pero después de que inviertas algo de tiempo y esfuerzo en usar el software podrás obtener resultados tan impresionantes como en la herramienta de pago, gracias a sus filtros, herramientas, controles de imagen y más.

Algo que GIMP también tiene a su favor es la frecuencia con la que es actualizada, además de las extensiones y herramientas personalizaadas que crean los desarrolladores para el software (y también puedes crear las tuyas propias, si sabes cómo). GIMP lleva existiendo más de 20 años y se ha convertido en una herramienta bastante completa y madura.

Advertisement

Advertisement

También puedes considerar: Pixlr Editor, que básicamente es una versión de Photoshop con menos posibilidades disponible directamente en tu navegador, y Paint.NET que nos recuerda a la querida aplicación de Windows.


LibreOffice como reemplazo de Microsoft Office

LibreOffice se ha convertido en la herramienta perfecta para los que buscan una alternativa gratuita a Microsoft Office, aunque también puedes considerar OpenOffice (pero la primera es más completa). Ambas opciones ofrecen un procesador de palabras tan bueno como el de Microsoft, además de herramientas para hojas de cálculo y presentaciones.

Al igual que sucede con GIMP, la aplicación trabaja tanto en dispositivos Windows como en Mac y Linux, e incluso puede abrir y editar los archivos que provienen de Microsoft Office sin ningún problema. Quizás no está tan detallada en cuanto a aspecto como la alternativa de la casa de Windows, pero es bastante probable que cuente con todas las funciones que necesitas para trabajar.

Plantillas, soporte de imágenes y diferentes formatos, opciones avanzadas para exportar tus archivos y más, todo está en LibreOffice, además de una alternativa a Access. En el único apartado donde podrías tener problemas es si eres un usuario avanzado de Excel que utiliza un montón de configuraciones, pero más allá de eso en esta alternativa encontrarás todo lo que necesites.

Sponsored

También puedes considerar: Google Drive y sus aplicaciones de ofimática que puedes usar de forma gratuita y desde cualquier dispositivo en el mundo, además de Zoho Docs.


Lightworks o DaVinci Resolve como reemplazo de Adobe Premiere Pro

Lightworks es una alternativa profesional que puedes obtener de forma gratuita (aunque limitada). Su mayor problema es tener una interfaz algo confusa, al menos para los usuarios casuales y principiantes, pero si puedes dedicar algo de tiempo para acostumbrarte a ella valdrá la pena. Es un software bastante potente para editar vídeos, disponible para Windows, Mac y Linux.

DaVinci Resolve es un programa que comenzó como una herramienta para editar colores pero terminó convirtiéndose en un editor de vídeo bastante completo. Está disponible para Windows y Mac, y al igual que Lightworks su interfaz puede ser un poco confusa. Eso sí, esta herramienta no es tan completa como la anterior, al menos no por ahora.

Tanto Lightworks como DaVinci Resolve son, sin lugar a dudas, más potentes que cualquier software gratuito básico, pero ninguno de ellos es sencillo de usar si no tienes algo de conocimiento de lo que estás haciendo. Si lo que quieres es algo así puedes optar por VideoPad Video Editor (para Windows), que aunque es una herramienta básica también es muy sencilla de usar, o WeVideo (web) que es perfecta para proyectos pequeños. Incluso YouTube tiene su propio editor de vídeo.

Advertisement

Advertisement

También puedes considerar: Windows Movie Maker, que aunque no ha sido actualizado en algunos años todavía puedes descargarlo. También puedes usar iMovie que es gratuito, siempre y cuando hayas comprado un nuevo Mac.


LMMS como reemplazo de los editores de música pagos

LMMS es una herramienta fantástica gratuita, multiplataforma y de código abierto que se asemeja mucho a GarageBand. Está disponible para Windows, Mac y Linux, y la puedes usar para componer pistas, mezclar, añadir efectos y muchas cosas más. Es una de las mejores herramientas de producción musical que existen, gratuita o no.

Al igual que con las otras aplicaciones listadas en este artículo su interfaz no es la más sencilla de usar, a menos que tengas experiencia con este tipo de herramientas. De cualquier forma, cuenta con todas las funciones que necesitarás, incluyendo compatibilidad MIDI completa, editor para el bajo y soporte nativo para VST y SoundFont.

Si pasas unos minutos explorando la interfaz de LMMS podrás percatarte de las posibilidades de la aplicación, así seas un novato. A diferencia de las otras aplicaciones gratuitas que hay por allí, puede trabajar sin problemas con los estándares de la industria musical y prácticamente con cualquier dispositivo.

Advertisement

También puedes considerar: GarageBand, que es gratuito si te compraste un Mac nuevo hace poco, además de Audacity, que aunque sencillo también es perfecto para editar pistas de audio.


Para todo lo demás

Ahora que Microsoft, Apple y Google están ofreciendo algunas de sus aplicaciones de forma gratuita ya no es tan difícil encontrar software bueno sin pagar un centavo. Pero aún así existen algunas apps que merecen tu atención.

VLC Media Player (Windows, Mac y Linux) sigue siendo un reproductor multimedia flexible, rápido y maravilloso que puede reproducir prácticamente cualquier cosa. Es ese amigo fiel que siempre te ayuda cuando la aplicación nativa de tu sistema operativo no quiere reproducirte un vídeo, y tiene muchas más funciones de las que podrías imaginar, además de apps para iOS y Android.

Advertisement

Advertisement

TeamViewer (Windows, Mac y Linux) es un producto comercial pero lo puedes obtener de forma gratuita si es para uso personal. Es una herramienta bastante sencilla y directa para acceder a otro ordenador de forma remota (con su autorización). Chrome Remote Desktop es una alternativa más básica, pero funciona con el navegador.

Handbrake (Windows, Mac y Linux) es una joya para cualquier usuario que necesite hacer conversiones de vídeo. Puede convertir prácticamente cualquier tipo de formato conocido en otro, modificar tus vídeos para formato móvil y muchas cosas más.


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.