Obtener un préstamo de un banco puede ser un proceso difícil, especialmente si no tienes algo de valor para ofrecer como garantía. Sin embargo, en Italia hay algunos bancos que aceptan queso, específicamente parmesano, como garantía de sus clientes, guardándolo como si fuera oro. Considerando que una rueda de queso puede valer miles de euros, se puede entender el por qué.

Así es cómo funciona. Digamos que eres un productor de queso parmesano, conocido como queso Parmigiano Reggiano en italiano, y necesitas dinero para materiales o comida para tus animales. No tienes dinero, pero tienes mucho queso. Para obtener el préstamo, lo único que tienes que hacer es llevar tu queso al banco. Este acepta tu queso y te proporciona un préstamo por el valor del producto, cobrándote una tasa de interés más lo que cuesta almacenar el producto. Algunos ofrecen una tasa de interés desde un 3 a un 5% dependiendo de la calidad del queso.

Advertisement

El banco Credito Emiliano, localizado en una región al sur de Milán, ha aceptado queso parmesano como garantía desde 1953. En 2013 el banco tenía 430,000 ruedas de queso parmesano en sus almacenes. En su conjunto, las ruedas valían casi €190 millones.

Aunque parezca curioso, este tipo de préstamo se considera una inversión segura para el banco porque el queso puede tardar años en madurar. Si después de unos años el prestamista no paga su deuda, el banco vende el queso y recupera su inversión.

Advertisement

Después de que el productor deje el queso en el banco, este asume la responsabilidad de cuidar el queso para que madure correctamente. Es parte del acuerdo que hace con el productor. El banco almacena el queso y se asegura de que está protegido de ladrones. El banco Credito Emiliano, por ejemplo, protege el queso con alambre de púa y una valla eléctrica. Lo almacena en un depósito humidificado con aire acondicionado.

También vigila el estado del queso. El banco lo limpia, lo gira y lo prueba de vez en cuando para asegurarse de que está madurando bien.

Imagen: Dominik Hundhammer de Wikipedia

No obstante, la práctica de tratar al queso como dinero no se limita a los bancos. En 2016, el productor de queso 4 Madonne Caseificio dell’Emilia vendió bonos respaldados por su producto. Logró recaudar €6 millones, que dijo que usaría para mejorar sus instalaciones y promocionar su queso.

Conclusión: el dinero no es lo único que domina el mundo. El queso también tiene mucho peso (al menos en Italia).