Los ciudadanos afectados por el huracán María en Puerto Rico podrían ver globos aerostáticos en el cielo próximamente. Como se pueden imaginar, no son globos ordinarios. Pertenecen a Project Loon — parte de la empresa madre de Google, Alphabet — y tienen la capacidad de proporcionar Internet y servicio móvil a los usuarios.

La Comisión Federal de Comunicaciones (FCC por sus siglas en inglés) le ha otorgado a Project Loon una “licencia experimental” que le permitirá suministrar servicio móvil a la isla. La empresa había estado estudiando la posibilidad de poder ayudar a los afectados por el huracán la semana pasada. No obstante, aunque ha sido autorizada para operar en Puerto Rico, no se podrá ver los resultados hasta que la empresa encuentre un proveedor de telecomunicaciones que le permita integrar la tecnología en su red.

Advertisement

“Estamos agradecidos por recibir el apoyo que hemos recibido del FCC y las autoridades puertorriqueñas mientras trabajamos en averiguar si es posible utilizar los globos Loon para traer conectividad a la isla en su momento de necesidad”, comentó un portavoz del grupo de empresas. “Para poder suministrar una señal a los dispositivos de los usuarios, Loon necesita estar integrada con la red de un proveedor de telecomunicaciones. Los globos no pueden hacerlo solos. Hemos estado progresando en esto y nos gustaría dar las gracias a todos que han echado una mano”.

Alphabet lanzó Project Loon en 2013 con el ambicioso objetivo de suministrar acceso a Internet a toda la población, especialmente a las áreas rurales y remotas en las cuales las personas no suelen tener acceso a ello. Para poder funcionar, los globos Loon necesitan la señal inalámbrica de un proveedor de telecomunicaciones. La señal se transmita al globo más cercano y luego a través de la red de globos Loon. Cuando la señal de Internet está la red de Project Loon, la empresa envía la señal de nuevo a los usuarios.

Advertisement

Cada globo está diseñado para poder sobrevivir en las condiciones de la estratosfera y pueden aguantar las temperaturas y los vientos con fuerza de más de 100 kilómetros por hora. Se fabrican con capas de polietileno y tienen el tamaño de un cancha de tenis.

No es la primera vez que Project Loon ha utilizando sus globos para ayudar a personas afectadas por desastres naturales. En mayo de este año utilizó los globos Loon para ayudar a personas en Perú, que había sufrido intensas inundaciones y derrumbes de lodo. Project Loon proporcionó más de 160 GB de datos a personas en un área de 40.000 km, lo equivalente, según la empresa, a 30 millones de mensajes de WhatsApp o 2 millones de correos electrónicos.

Aunque es muy posible que Project Loon pueda ayudar a Puerto Rico como lo hizo en Perú, la situación en la isla es diferente a lo que se enfrentó en mayo, principalmente porque la empresa ya tenía un acuerdo con Telefónica y estaba probando su tecnología. En Puerto Rico, todavía no ha llegado a un acuerdo con un proveedor de telecomunicaciones.

Si Project Loon logra encontrar un socio entre los proveedores de telecomunicaciones en la isla, podría crear un gran cambio. Según la FCC, un 83% de las antenas móviles de Puerto Rico siguen fuera de servicio.