Samsung Galaxy S4, análisis: mejor, pero no el mejor

Desde que llegó el año pasado, el Galaxy S III se convirtió en el smartphone más vendido del mundo no nacido en Cupertino. Sin duda, una hazaña impresionante. Aunque una hazaña que, junto con la maquinaria publicitaria de Samsung, ha creado expectativas increíblemente elevadas para su sucesor: el Galaxy S4. Hemos probado a fondo la nueva máquina de Samsung. Debajo, todos los detalles.

Nuestras primeras impresiones del S4 nos dejaron un poco fríos. Sin embargo, nuestros compañeros en Gizmodo US han tenido la oportunidad de explorar mejor el teléfono durante una semana completa y aquí os ofrecemos las conclusiones. Es sin duda uno de los mejores smartphones de alta gama que se pueden comprar ahora mismo, aunque justo por eso es una pena que el teléfono se quede corto en muchos aspectos.

¿Qué es?

Es la gran esperanza de Samsung para crear un super-smartphone. Tiene una pantalla Super AMOLED de 1080p de 5 pulgadas, un procesador muy veloz quad-core de 1,9 GHz Snapdragon 600, 2GB de RAM, LTE, NFC, y una cámara de 13MP. También cuenta con una batería duradera de 2600mAh y un emisor infrarrojo para controlar tu sistema de entretenimiento como si fuera un mando a distancia. Viene con la versión de Android 4.2.2 y sobre ella la interfaz de Samsung TouchWiz. Como mencionamos antes, estará disponible en España el 27 de Abril y también llegará a finales de mes a varios países en Latinoamérica, como México.

Samsung Galaxy S4, análisis: mejor, pero no el mejor

Diseño

Si estás familiarizado con el Galaxy S III, el S4 se verá sorprendentemente familiar. Lo primero que observarás será el mismo aspecto rectangular redondeado, pero esta vez con bordes metálicos. La parte trasera de plástico es bastante resbaladiza y captura las huellas digitales fácilmente, algo más típico de un smartphone de gama media o baja. Eso sí, al menos es funcional: la parte trasera es desmontable, por lo que puedes intercambiar la batería o ampliar sus capacidades de almacenamiento con una tarjeta micro SD. Una gran cantidad de personas prefieren tener esta utilidad en vez del diseño Unibody mas sólido y bello como el del HTC One, por ejemplo.

Una de las áreas donde Samsung se las arregla para ganar puntos en diseño es incrementando el tamaño de la pantalla: de 4.8 pulgadas en el Galaxy S III a 5 pulgadas en el S4. Al mismo tiempo, sin embargo, ha logrado hacer el teléfono más delgado, más estrecho y más fácil de agarrar. Los biseles laterales son mínimos, y la pantalla ocupa casi toda la parte frontal del dispositivo.

Hablando de la pantalla: es fácilmente la mejor que Samsung ha fabricado hasta la fecha. Los colores (sobre todo azules y verdes) sobresalen, y los 441 píxeles por pulgada hacen que el texto se vea con gran nitidez. También es lo suficientemente brillante como para ser legible en un día brillante y soleado, y la pantalla Super AMOLED hace que los colores negros parezcan como si te perdieras en el abismo.

Dicho esto, seguimos prefiriendo ligeramente la pantalla del HTC One. Hay algo en él que logra un efecto mate, al igual que una revista, y los colores son más precisos.

Samsung Galaxy S4, análisis: mejor, pero no el mejor

Mientras que los teléfonos Nexus se están alejando de los botones físicos para la navegación, Samsung ha optado por incluir tres de ellos aquí. El S4 tiene botones capacitivos para Menú y Volver y un botón físico para hacer clic en Inicio. Se desperdicia espacio. Y, peor aún, los botones capacitivos no se iluminan hasta que realmente los tocas, así que si se te olvida de qué lado se encuentra el botón de Menú y el de Volver, acabas cerrando algo sin querer.

El toque final: en la parte superior del dispositivo se encuentra un pequeño indicador infrarrojo para controlar tu televisor. No te darías cuenta dónde se encuentra si no lo estuvieras buscando, y no lo vas a buscar.

Usándolo

El S4 viene repleto de funciones. Tienes Air View, que te permite pasar el dedo por la pantalla para ver información sin tener que hacer clic. Está Air Gestures, o gestos de aire, que te permite mover la mano sobre el teléfono para cambiar entre pestañas o fotos. Está el Smart Scroll, con el cual inclinas el dispositivo para desplazar en lugar de usar el dedo. Smart Pause pausa un vídeo cuando alejas la vista de la pantalla. Y Play Group permite jugar a un montón de juegos con amigos en la misma red Wi-Fi, o utilizar varios teléfonos S4 como altavoces.

De todas formas, lo más importante que necesitas saber acerca de todas estas características es que casi nunca vas a utilizar ninguna de ellas. O mejor dicho: nunca.

Vale, te preguntarás por qué no. Por un montón de razones. Air View sólo funciona con aplicaciones personalizadas de Samsung - no con Gmail, ni con Chrome - y aún así no funciona muy bien. Air Gestures es menos preciso y menos conveniente que sólo tocar la pantalla. Smart Scroll no es fiable, y Smart Pause es totalmente inútil. La única, única justificación para usar alguna de estas características es que se puede mover la mano sobre el teléfono para contestar una llamada mientras conduces o si no quieres manchar el teléfono mientras te comes un sándwich.

No os equivoquéis. Estas funciones no son más que truquillos, una prueba de que ser "diferente" no siempre significa ser "mejor" y, a veces, como en este caso, puede llegar a ser peor.

La buena noticia es que puedes desactivar y / o ignorar totalmente la mayoría de estas extrañas funciones, y cuando lo haces, hay un muy buen teléfono debajo de ellas. Por lo general es muy rápido: juegos HD como Temple Run: Oz o Inercia HD cargaron sin problemas. La versión que hemos probado estaba en HSPA + 42 en la red de T-Mobile (sin LTE, aunque este teléfono funcionará con LTE cuando llegue al mercado); la descarga de datos fue rápida y se conectó a la red con fiabilidad.

Habrá una gran selección de accesorios disponibles para el S4 en algún momento (adaptadores de televisión y similares), pero el único disponible en el lanzamiento será la funda S View Flip Cover. Está bien diseñada y casi no añade espesor. El teléfono detecta cuándo la tapa está sobre la pantalla, y sólo se ilumina una pequeña ventana (de plástico) en el frente, la cual debería ahorrar un poco de batería (cuando un píxel AMOLED es negro no se utiliza ningún tipo de energía). Puedes aceptar o rechazar las llamadas incluso cuando la tapa está cerrada.

Samsung Galaxy S4, análisis: mejor, pero no el mejor

Todo esto suena muy bien, pero hace que el teléfono sea más complicado de usar. Esto significa que tienes que usar las dos manos al sacar tu teléfono, y cuando la funda está plegada hacia atrás, la cámara tiene que disparar a través del plástico. También hace que el control de volumen sea más difícil de controlar. En general, no vale la pena. Especialmente por el precio: $60.

Samsung Galaxy S4, análisis: mejor, pero no el mejor

Cámara

Cuando la iluminación es decente, la cámara es una de las mejores que hay. Las imágenes son muy nítidas y hay una cantidad sorprendente de profundidad de campo. Los colores son ricos, a pesar de que hay un poco de sobresaturación, y la calidad del vídeo es excelente. Puedes ver un montón de nuestras muestras aquí.

También hemos incluido algunas imágenes de comparación para darte una idea de cómo funciona la cámara del S4 respecto a la competencia:

Samsung Galaxy S4, análisis: mejor, pero no el mejor

Con Flash

Samsung Galaxy S4, análisis: mejor, pero no el mejor

Sin Flash

Samsung Galaxy S4, análisis: mejor, pero no el mejor

Afuera

La aplicación de selección de modo de la cámara, que se ha copiado de la propia Galaxy Camera de Samsung, es el método más intuitivo para cambiar entre los diferentes modos de cámara que hemos probado.

Lo que nos gusta

El rendimiento de la batería en el S4 es uno de los mejores que hemos visto en los teléfonos smartphones este año. Es importante señalar, sin embargo, que nuestra prueba se llevó a cabo en la red HSPA + de T-Mobile, y no en LTE la cual consume mas batería. Con esa ventaja, superó a la del HTC ONE por una o dos horas en promedio (que a su vez es bastante decente).

La batería del S4, sin embargo, duró hasta el final de la noche la mayoría de las veces sin tener que cargarlo, gracias a la batería más potente (2600mAh vs 2300mAh en el HTC One) y la pantalla más económica AMOLED.

Lo que no nos gusta

Aquí no hay sorpresa: el software deja mucho que desear. Ignoremos por un momento todo el tema de las "funciones innovadoras" que mencionamos antes y que son inútiles y molestas. El resto de la interfaz de usuario no es mucho mejor. Por ejemplo, hay una función que te da acceso a un pequeño cajón de aplicaciones favoritas en el lado izquierdo de la pantalla. Sólo tienes que pulsar la pestaña pequeña, y el cajón se desliza hacia arriba. ¿El problema? Es muy fácil hacer clic en la pestaña cuando te desplazas por tu correo electrónico o navegas por páginas web. La puedes desactivar pero, de nuevo, se convierte en una función no existente, no diferencial.

Samsung Galaxy S4, análisis: mejor, pero no el mejor

Otro ejemplo: la aplicación Watch ON, una combinación de guía de programas y control remoto universal. Además de que es difícil de navegar, mezcla la programación de la mayoría de los canales, eso incluso a pesar de que la probamos con un televisor Samsung. El Galaxy S4 está lleno de pequeños momentos frustrantes como este.

¿Pero la peor ofensa del software? Hace que el teléfono sea lento. Bueno, no es lento exactamente, pero mucho más lento de lo que debería ser. El Galaxy S4 tiene un procesador de 1.9 GHz Snapdragon 600. El HTC One tiene el mismo procesador, pero solo registra 1.7 GHz. Así que el S4 debería ser más rápido, ¿no? Falso. A pesar de que las especificaciones reales del S4 son mejores, el HTC One pulveriza al S4 en velocidad. El One arranca tres veces más rápido, ejecuta la interfaz de usuario mucho más rápido, se desplaza más suavemente, abre aplicaciones más rápido y, lo más importante, toma fotos sin demora, mientras que al Galaxy S4 generalmente le lleva un segundo para disparar una foto.

El sonido en el S4 es otro problema. Tiene sólo un pequeño altavoz en la parte inferior trasera del teléfono. Y es tan poco potente que muchas veces hemos perdido una llamada o un mensaje, incluso cuando estábamos solo en la habitación de al lado donde se encontraba el teléfono. Este problema se agrava si pones el teléfono con la pantalla hacia arriba (como se suele hacer), sobre todo sobre una superficie suave, como un sofá. Aquí, de nuevo, el HTC One bate al S4 con sus dos altavoces estéreo en la parte frontal. Comparados con el S4, los altavoces del One son tan claros y potentes como para darte un ataque al corazón por la mañana si configuras la alarma demasiado alto.

Samsung Galaxy S4, análisis: mejor, pero no el mejor

Por otra parte, mientras la cámara del S4 es mejor que la del HTC One en plena luz del día, el HTC One destroza al S4 en situaciones de poca luz. ¿Ves alguna diferencia en la foto de arriba? La frase "como de la noche al día" nunca ha sido más conveniente. Para ser justos, se puede modificar manualmente la cámara del S4 a modo nocturno, lo cual sería lo mismo que situar la ISO al máximo. Es decir, la cámara será capaz de ver más pero la foto va a ser sumamente ruidosa y perderás una gran cantidad de detalle.

En términos de diseño y calidad de construcción, el HTC One simplemente está uno o dos peldaños por encima de la S4. El S4 carece del factor "Wow" que se le supone. Y eso es algo que no puede remediar ninguna de las funciones "innovadoras", extras y filigranas de software del teléfono.

¿Lo debería comprar?

El S4 es un buen teléfono, pero hay muy pocas razones para comprarlo en lugar del HTC One. Hagamos una lista de ellas:

Deberías comprar el S4 en vez del HTC One si:

  • Te es absolutamente necesario tener un almacenamiento ampliable y / o una batería extraíble.
  • Realmente necesitas una hora o dos de duración extra de la batería.

Sin lo de arriba no te importa, el HTC One es un teléfono superior.

Dicho esto, la conclusión general también es clara: el S4 no es absoluto un mal teléfono. Todo lo contrario. De hecho, si no fuera por el HTC One, sería el mejor teléfono Android que podrías comprar ahora mismo. Pero es una pena, porque si Samsung hubiera empleado toda su innovación para maximizar la experiencia del usuario - en lugar de meter trucos de software prescindibles - el S4 se podría haber ganado el trono.

Samsung Galaxy S4 Especificaciones:

  • Red celular: Todos los proveedores principales.
  • OS: Android 4.2.2 con TouchWiz UI
  • CPU: 1.9 GHz quad-core Snapdragon 600
  • Pantalla: de 5 pulgadas de 1920x1080 Super AMOLED (441PPI)
  • RAM: 2 GB
  • Almacenamiento: de 16 o 32 GB + micro SD de hasta 64 GB
  • Cámara: 13MP trasera / 2MP delantera
  • Batería: 2600 mAh Li-Ion
  • Dimensiones: 136 x 70 x 7,9 mm • Peso: 130 gramos • Precio: 699 euros España; 12,000 pesos México