Dentro del I/O 2017, su evento anual más importante, Google ha anunciado una interesante mejora a su Google Assistant, denominada Google Lens. A falta de probarlo, sobre el papel su funcionalidad se acerca mucho a la ciencia-ficción: apunta tu cámara a algo y el teléfono te dirá que es.

Eso tiene algunas implicaciones más o menos estándar, como enfocar una flor y averiguar qué tipo de flor es y otras más prácticas y geniales, como simplemente tomar una foto de una contraseña WiFi en un papel, reconocerla, y conectarse a la red. Simple pero efectivo.

En el Google I/O, la compañía no ha mostrado muchos más ejemplos (el otro es apuntar a fachadas de comercios para averiguar su valoración en Google Places) pero será interesante ver hasta dónde alcanza realmente su funcionamiento cuando esté disponible para todo el mundo.