Las últimas cifras de la consultora Gartner sobre el mercado de dispositivos electrónicos pintan un escenario ya conocido: teléfonos y tabletas están creciendo a un ritmo acelerado mientras el PC no consigue frenar su caída, ni siquiera con la ayuda de Windows 8. En total se venderán este año más de 2.500 millones de dispositivos, un 6% más que en 2012, pero en esa cifra sólo hay 305 millones de PC, menos que el pasado año. Y el próximo año será aún peor. Incluso en los mercados emergentes los consumidores prefieren teléfonos y tabletas.

Pero las cifras anuncian también un sorprendente cambio. Android es ya el sistema operativo dominante en el mundo de la informática y la electrónica de consumo. Uno de cada tres dispositivos vendidos este año vendrán con una versión del Android instalada. En 2012 Android ya consiguió superar a Windows o iOS. Pero este año su presencia es mayor que la suma combinada de iOS, MacOS, Windows y Blackberry. [Gartner]