Imagen: Craig Barritt/Getty Images

Jerry Seinfeld es un hombre que sostiene que le importan las bromas y la comedia sobre todo (aunque también le gusta el café y los coches elegantes). Seinfeld reafirmó esa posición en relación a la comedia la semana pasada, cuando apareció en The Late Show With Stephen Colbert y empezó a hablar con Colbert sobre Bill Cosby, un cómico leyenda que ha sido acusado repetidamente de violación por varias mujeres.

Seinfeld pareció estar legítimamente asombrado cuando Colbert — que escuchaba los discos del cómico cuando era niño para superar la muerte de sus padres y hermanos y mantuvo que Cosby le había “salvado la vida” — dijo que ya no podía escuchar las actuaciones de Cosby.

Advertisement

“Yo sé que es trágico”, comentó Seinfeld en aquel entonces, mostrándose de opinión contraria (y confundiendo “triste” con “asqueroso e indignante”). “Pero hay mucha tragedia en la comedia”.

Después del descanso, sin embargo, Seinfeld cambió de idea y declaró que ya no podía separar las acciones de Cosby de sus actuaciones. Reiteró esa misma opinión esta semana durante una charla de 90 minutos con David Remnick, editor de la revista New Yorker, en el festival New Yorker:

Creía que podía separar la comedia de la vida, ya que hay tantos cómicos que tienen vidas terribles y muchas veces no son personas que te gustan o que admiras. Y no quería que ese aspecto arruinara mi apreciación por la comedia de Cosby. Pero tengo que admitir que mientras lo comentábamos y lo analicé más y más, me di cuenta de que no puedo escuchar las actuaciones de Cosby y apreciarlas en la misma forma que antes. No pude separarlo, así que esa barrera se deterioró.

Seinfeld — que parecía estar muy calmado — también habló sobre sus sentimientos complicados hacía Jerry Lewis, y no era tan estricto con su posición sobre la “cultura de corrección política”. Después de que apareciera una escena del episodio de Seinfeld “The Cigar Store Indian”, el actor comentó que “Nunca podrías hacer eso hoy en día”.

Pero cuando le preguntaron si eso era algo malo, Seinfeld afirmó: “Cuando una puerta cierra, otra se abre… Siempre hay una broma, solo tienes que encontrarla”.

Advertisement

Dicho todo esto, no esperes que el actor tome responsabilidad por el triunfo del editor de Breitbart (y antiguo estratega jefe del presidente Donald Trump) Steve Bannon, que invirtió en Seinfeld y supuestamente ganó muchísimo dinero con la sindicación del programa.

“Hay docenas y docenas de inversores y personas que nunca conoces”, dijo Seinfeld, añadiendo que nunca ha conocido a Bannon. “Estas con grandes corporaciones multinacionales de NBC, que luego se convirtió en Turner y después fue comprada por Comcast. Así que, bueno, no lo sé”.

[Variety y Deadline]