Había muchos rumores en torno a la posibilidad de que Tesla fuera el primer fabricante en integrar el nuevo sistema Apple CarPlay en sus vehículos. Finalmente, ha sido la marca sueca Volvo la agraciada. La plataforma ha hecho su debut en el Salón Internacional del Automóvil de Ginebra y lo hemos podido probar allí. Así luce iOS a bordo del coche.

CarPlay era el invitado de lujo en el Concept Estate, un prototipo con el que Volvo quiere quitarse de encima esa cierta fama de excesiva sobriedad, sobre todo en los interiores. El sistema de Apple preside el centro del salpicadero con una pantalla táctil del tamaño aproximado de un iPad Air. La interfaz habitual de Apple, eso sí, ha crecido para permitir un manejo sencillo sin desviar la atención de la carretera. Los botones y los menús son mucho más grandes.

Advertisement

Tenemos dos buenas noticias. La primera es que, pese a tratarse de una beta, CarPlay funciona ya de manera muy satisfactoria. La pantalla responde con fluidez y no hay problemas aparentes en el rato que hemos probado el sistema junto a un ingeniero de Volvo.

La segunda buena noticia (o mala si no te gusta la interfaz de Apple) es que no hay curva de aprendizaje. Si ya has manejado alguna vez un dispositivo con iOS, no tendrás ningún problema en moverte por CarPlay. Una vez conectemos el dispositivo iOS mediante Lightning, Carplay permite un puñado de funciones básicas desde la consola del vehículo.

Advertisement

No parece, al menos de momento, que vayamos a poder jugar a Flappy Bird desde el coche. Carplay sirve para hacer o recibir llamadas, enviar mensajes de texto dictados a Siri, o dejar que el asistente nos los lea, gestionar la música del coche, sea de iTunes o Spotify, y guiarnos por los mapas mediante navegación GPS. A continuación os dejamos con un vídeo en el que podéis echar un primer vistazo a la plataforma.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)