Foto: iFixit

Algunos usuarios llevan meses sufriendo problemas de batería en sus iPhone 6S. Hoy la compañía ha anunciado que reemplazará las baterías de las unidades afectadas y ha ofrecido una explicación bastante inesperada al problema: la culpa es del aire ambiental.

Por supuesto, no se refieren a que los iPhone hayan pillado frío por una corriente. Se trata de un fallo de fábrica que tuvo lugar durante el ensamblaje de las propias baterías. Según explica la propia compañía en un comunicado, un componente de las baterías estuvo expuesto demasiado tiempo al aire.

Advertisement

Un pequeño porcentaje de dispositivos iPhone 6S contienen un componente en sus baterías que ha permanecido expuesto al aire ambiental más tiempo del que debería antes de ser ensamblado en los módulos de batería. A resultas de ello, la batería se degrada más rápidamente de lo normal y causa apagones inesperados. Es importante hacer constar que este no es un problema que afecte a la seguridad del dispositivo.

La compañía ha habilitado una página (de momento solo en Estados Unidos) en la que los usuarios afectados por el problema pueden pedir cita registrándose con el número de serie de su terminal. De momento hay lista de espera, lo que sugiere que el problema no es tan aislado como parece. [Apple vía Digital Journal]