Que tu principal rival sea además tu principal proveedor no es recomendable. Apple llevaba mucho tiempo tratando de reducir su dependencia de Samsung en procesadores para el iPhone y el iPad y ahora parece que por fin lo ha conseguido. La compañía ha firmado un acuerdo con TSMC (Taiwan Semiconductor Manufacturing Co) que, según el WSJ, le proveerá de procesadores para el iPhone y iPad a partir de 2014. Al matrimonio forzoso Apple-Samsung le queda poco tiempo.

Durante el 2014 Samsung seguirá vendiendo componentes internos a Apple, no solo procesadores, también pantallas y memoria flash. Pero los de Cupertino irán pasando poco a poco a TSMC como uno de sus principales proveedores. La compañía taiwanesa comenzará a fabricar a gran escala chips de 20 nanómetros para Apple a partir del año que viene.

Advertisement

El acuerdo entre Apple y TSMC se venía fraguando ya desde 2010, pero entre problemas técnicos y comerciales, parece que no se ha podido cerrar hasta ahora. Quizás de 2015 en adelante Apple y Samsung se verán ya solo en los tribunales. [WSJ]