Apple acaba de publicar una carta muy reveladora en relación a la seguridad del iPhone y a las maneras de proceder de las agencias de investigación estadounidenses. La compañía ha decidido hacer pública su negativa a una petición del FBI: habilitar una puerta trasera en el cifrado de los iPhone para que los agentes federales puedan espiar terminales a su antojo.

La petición tiene su origen en los recientes atentados terroristas de San Bernardino. Al haber terminales iPhone implicados en de esos crímenes, Apple ha cedido varios ingenieros al FBI para ayudar en la investigación. Sin embargo, las peticiones de la agencia han ido más lejos. Lo que quieren es que Apple desarrolle una versión e iOS que se salte ciertas medidas de seguridad que actualmente funcionan en los iPhone y la instale en uno de los terminales objeto de la investigación. Apple se ha negado.

Advertisement

La razón que dan los de Cupertino para esta negativa es que desarrollar esa versión vulnerable de iOS permitiría replicar sus fallos de seguridad en cualquier otro terminal. Es probable que eso es precisamente lo que el FBI quiere en primer lugar. Esto es lo que dice textualmente la compañía en su comunicado:

El FBI puede usar las palabras que quiera para definir esta herramienta, pero no cabe lugar a error. Construir una versión de iOS que se salte la seguridad de esta manera crearía una puerta trasera. El gobierno puede alegar que su uso estará limitado solo a este caso, pero no hay ninguna manera de garantizar ese control.

El gobierno sugiere que esa herramienta solo se pueda usar una vez y en un único terminal, pero eso simplemente no es cierto. Una vez la creemos, la técnica podría usarse las veces que se quiera y en cualquier dispositivo. En el mundo real, sería el equivalente a una llave maestra capaz de abrir cientos de millones de cerraduras. Nadie en su juicio puede encontrar esa petición aceptable.

Apple ha lamentado de ser la primera compañía a la que se le ha hecho semejante petición (dice no conocer ningún precedente) y está dispuesta asumir la decisión hasta sus últimas consecuencias. De momento, ya se ha ganado el apoyo público de la Electronic Frontier Foundation. [vía Apple]

Sponsored

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)