A Apple no le ha gustado el reportaje de la BBC acusando a la compañía de explotación laboral en China. El programa Panorama destapa las pésimas condiciones de trabajo en una de las plantas en Shanghái de Pegatron, proveedor de Apple. La compañía, en un email interno, dice estar "ofendida" por las acusaciones.

Periodistas de incógnito de la BBC han logrado colarse en una de las fábricas de los proveedores de Apple en Shanghái. Lo que descubrieron allí fueron cientos de empleados trabajando muchas más horas y días seguidos de lo debido, durmiendo en las propias instalaciones de la fábrica y también casos de trabajo infantil.

Advertisement

Apple, en teoría, había puesto fin a estas prácticas en sus proveedores con nuevas y estrictas políticas laborales y de selección de proveedores, pero no parece que estén funcionando. Debajo puedes ver un resumen del reportaje, que se emitió ayer al completo en BBC One:

Apple, en respuesta a la BBC, ha asegurado que, aunque es una misión siempre inacabada, "no conocen a otra compañía que haga tanto como ellos para asegurar condiciones laborales justas y seguras". En un email interno a la compañía obtenido por The Telegraph, Jeff Williams, vicepresidente senior de operaciones de Apple, asegura que tanto él como Tim Cook están "profundamente ofendidos por la sugerencia [del reportaje de la BBC] de que Apple rompería su promesa a los trabajadores o engañara a los consumidores de alguna manera". Vale. Pero las imágenes hablan por sí solas. Claramente, algo no está funcionando bien en esas políticas laborales de Apple, por mucho empeño que le ponga. [vía BBC y The Telegraph]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)