Apple ha presentado hoy los resultados financieros correspondientes al cuarto trimestre fiscal de 2013. La compañía sigue con buena salud en el plano económico, con unos ingresos de 37.500 millones de dólares de los que el 60% proviene de fuera de Estados Unidos.

Aunque los ingresos de la compañía han sido un 4% mayores que en el trimestre pasado (36.000 millones), los beneficios son un 9% menores (7.500 millones de beneficio neto). En este período, Apple ha vendido 33,8 millones de terminales iPhone, 14,1 millones de iPad en sus diferentes variedades, y 4,6 millones de ordenadores Mac.

Advertisement

Las ventas incluyen los nuevos iPhone 5S y 5C, pero sólo durante las dos últimas semanas del trimestre. Con todo, ese último impulso ha servido para que las ventas del teléfono de Apple fueran un 20% superiores a las del mismo período del año anterior.

El iPad no se ha beneficiado de la llegada de una nueva versión en este trimestre, por lo que sus ventas permanecen prácticamente idénticas respecto a 2012 (14,1 millones frente a 14 millones) y sus beneficios caen ligeramente. Las ventas también han sido algo menores que el trimestre anterior (14,6 millones), probablemente debido a que muchos compradores han preferido esperar a que saliera el nuevo modelo.

En cuanto a los Mac, sus ventas han bajado de 4,9 a 4,6 millones. La caída más llamativa probablemente es la de los iPod, completamente relegados por la telefonía móvil y que sólo han alcanzado los 3,5 millones de unidades en este trimestre.

Advertisement

Por porcentajes, los iPhone siguen siendo la mayor fuente de ingresos para Apple, con un 54%. Los iPad suponen un 16% de ingresos para la compañía, mientras que los ordenadores Mac son un 15% del total de ingresos. iTunes, accesorios y iPod se llevan el resto.

Foto: AP Images