Tras todo el revuelo que se ha montado en los últimos días sobre los iPhone 6 Plus doblados por su supuesta fragilidad, Apple ha dado al fin su versión oficial sobre el tema. En un comunicado al canal de televisión CNBC, la compañía asegura que solo "9 personas se han quejado de iPhone 6 doblados". Nueve de más 10 millones vendidos solo durante el primer fin de semana.

La compañía ha señalado a CNBC que, "bajo uso normal", no debería pasarles absolutamente nada a los iPhone 6 Plus. Otros medios, como Re/Code, confirman ese mismo comunicado de Apple.

Advertisement

Evidentemente, se trata solo de la versión de la compañía y en ningún momento aclara a qué se refiere con "uso normal". La lógica y el hecho de que algo así ha ocurrido en el pasado con muchos otros modelos de smartphones hace pensar lo que parecía obvio desde el principio: cualquier smartphone relativamente grande y de aluminio al que se le aplique una fuerza lo suficientemente potente, se doblará. Y no solo cualquier smartphone, también cualquier objeto de esas características y materiales, sea un móvil o no.

Como comentamos antes por aquí, en uso normal, es casi imposible que ocurra algo así. A excepción de que alguna de las 9 personas que se han quejado usen pantalones muy (muy) ajustados y les guste llevar el móvil en el bolsillo trasero. En ese caso la conclusión es otra: los phablets no son para ellos.