Imagen: Flickr / Faris Algosaibi

¿Alguna vez has estado en la sala de atrás de una Apple Store? Es una pregunta difícil, porque la sala de atrás en la tienda de Apple es un lugar mítico, lleno de duendes, brujos y una máquina mágica que arregla las pantallas del iPhone. Al menos, hasta esta semana.

Apple acaba de revelar que va a empezar a enviar este dispositivo mágico –lo llaman “Horizon Machine”- a otros lugares terrenales como Best Buy. Un ejecutivo de la compañía le dijo a Reuters que instalaría cerca de 400 de estos aparatos del tamaño de un microondas en talleres de reparación de terceros, y que lo harían en 25 países a finales de año. Cabe destacar que esta noticia representa la primera vez que Apple ha confirmado la existencia del misterioso dispositivo. De hecho, incluso permitió que Reuters sacara algunas fotos de la máquina. (puedes ver las fotos aquí)

Llegados a este punto, probablemente te estás preguntando qué hace realmente Horizon Machine. Puedes suponer que se desliza un teléfono roto en una ranura, presionas un botón, se escucha un sonido, y de la ranura sale un teléfono como nuevo, el tipo de proceso que nos prometieron en interminables episodios de la serie The Jetsons. Es posible que pienses que finalmente merecemos una maravilla así, y que, si alguien fuera a construir algo tan milagroso, sin duda sería Apple. Sí, podrías llegar a creer esto. Pero estarías completamente equivocado.

Advertisement

De hecho, todo lo que hacen las Horizon Machine es calibrar la pantalla nueva después de que un ser humano ha reemplazado la pantalla anteriormente. Aquí está la descripción de Reuters sobre el decepcionante trabajo que tiene el dispositivo:

Una vez que la nueva pantalla está montada, el iPhone entra en la Horizon Machine, lo que permite que el software de Apple se comunique con el nuevo hardware. En el transcurso de unos 10 o 12 minutos, la máquina habla con el sistema operativo del teléfono para emparejar el sensor de huella digital con el cerebro del teléfono.

Mientras que se despliega, un dedo mecánico golpea la pantalla en varios puntos para probar la superficie sensible al tacto. La máquina también ajusta la pantalla y el software para que coincida con los colores y la calibración del original.

Decepcionante, ¿no? Bueno, el lado positivo es que Apple se está relajando al permitir que terceros reparen sus preciosos dispositivos. La compañía de Cupertino dice que ni siquiera anulará tu garantía cuando recojas el teléfono en una tienda de reparación no autorizada “siempre y cuando el técnico no haya causado daño alguno”. Bueno, suerte con eso.

Advertisement

La jugada llega motivada por los tiempos de espera cada vez más largos para las reparaciones en las tiendas de Apple, así como el movimiento nacional por el derecho a la reparación. El informe de Reuters también llega sólo dos días después de que surgiera la noticia de que una organización de derechos de los consumidores australianos estaba demandando a Apple por engañar a los clientes sobre sus derechos. Obviamente, retirar la cortina del que una vez fue el ultra-secreto (¡y en última instancia decepcionante!) Horizon Machine, no quita los años en los que Apple ha castigado a los clientes a la hora de reparar sus propios gadgets anulando garantías y causando dolores de cabeza. Sin embargo, no deja de ser genial ver al menos una de las máquinas que Apple mantiene en su quimérico taller de milagros.

Esto nos hace preguntarnos qué más existirá en esa habitación trasera. ¿Serán duendes? Creo que definitivamente son goblins. [Reuters]