Como se esperaba, Apple ha registrado su primera caída de ventas desde 2003. Sin embargo, los ingresos de 50.500 millones de dólares (-13%) y beneficios de 9.300 millones (-22%) del último trimestre han quedado por debajo de lo pronosticado por los analistas y la propia compañía.

Los malos resultados se deben a la desaceleración del iPhone y los “vientos macroeconómicos en contra” (esto último en palabras de Tim Cook, refiriéndose a las fluctuaciones de divisas). Durante el último trimestre se colocaron 51,19 millones de unidades del producto estrella, frente a los 61,17 millones del año pasado. En cuanto al iPad, ha vendido un 19% menos que el año pasado: sus ventas llevan cayendo nueve trimestres consecutivos (dos años y tres meses).

La crisis china ha jugado un papel importante en el declive del iPhone. Apple ha facturado 12.490 millones de dólares en China frente a los 16.820 de 2015. La crisis del PC también golpea a Apple: el Mac ha vendido un 12% menos que en el segundo trimestre de 2015. Como cara positiva, la compañía destaca el desempeño de su negocio de servicios (iTunes, App Store, Apple Music...) cuyas ventas se incrementaron un 20%. Este trimestre, Apple ha hecho más dinero con servicios que con el iPad o el Mac. [Apple]

Advertisement

Advertisement

En una versión anterior, este post señalaba una caída del 24% del negocio del Mac respecto al año pasado, el dato se ha corregido.


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.