Apple presentó iOS 11, y con el nuevo sistema operativo por fin llevará al iPad una serie de características que lo acercan más a convertirse en una verdadera alternativa al ordenador portátil. Con iOS 11 el iPad será más productivo que nunca.

Las ventas del iPad llevan un par de años en descenso. El dispositivo de Apple había entrado en una especie de limbo al solo ser, para muchos, una versión de mayor tamaño del iPhone. Con el iPad Pro eso comenzó a cambiar. La compañía había creado un hardware con la idea de convertirlo en una alternativa al ordenador portátil a nivel de productividad, pero el software se quedaba corto. Al ver la pantalla de inicio del iPad Pro sus casi 13" se sienten desaprovechadas.

Advertisement

iOS 11 llega para solucionar parte de esos problemas. Apple lleva años hablando de que el iPad algún día será considerado como un verdadero reemplazo del ordenador portátil, y poco a poco se ha ido acercando a su meta.

La mayor novedad de iOS 11 es que por fin ha diversificado en gran escala las características que llegan al iPhone y las que llegan al iPad. En el caso de la tablet de Apple, la mayoría de características nuevas están inspiradas directamente en macOS. Mientras que en años anteriores macOS heredaba funciones de iOS, ahora ha sido a la inversa.

En primer lugar tenemos el dock de iOS en el iPad. A partir de la próxima versión del sistema operativo este no estará limitado a pocas aplicaciones sino que el usuario podrá colocar allí las que quiera. Además, el dock se esconde al mismo estilo de en un MacBook y aparece en el momento que queramos lanzar otra aplicación con solo el deslizar de un dedo. También al deslizarlo desde abajo hacia el centro de la pantalla cuando el dock está visible se accede a la nueva interfaz de multitarea, la cual muestra todas las apps abiertas al mismo estilo que en macOS.

Advertisement

En general, la interfaz de iOS 11 en el iPad está centrada en la multitarea. Ahora será posible arrastrar elementos hacia alguno de los lados de la pantalla para activar la función de multiventana y así ver dos aplicaciones al mismo tiempo.

El sistema también incluye una nueva función de ventanas que flotan sobre otras aplicaciones, algo que ya estaba presente en Android y se agradece su llegada a iOS. La idea es que puedas ver una app mientras trabajas en la otra, algo especialmente útil si deseas revisar un correo sobre la imagen en la que trabajas, o algo por el estilo. Para activar la función solo es necesario arrastrar el icono hacia el centro de la pantalla para que quede como una ventana flotante.

Por último, otra de las grandes novedades de iOS 11 para el iPad es la nueva aplicación de gestión de archivos. Su nombre es Files y es una versión del Finder de macOS especialmente diseñada para la tablet.

Hasta ahora gestionar archivos (más allá de fotos y vídeos) en el iPad o en cualquier dispositivo iOS era increíblemente difícil, pero con esta nueva app se pueden ordenar, eliminar, copiar, enviar y sincronizar en la nube desde un mismo sitio. Es increíble que esto no existiera antes en un dispositivo que se hacía llamar “profesional”.

iOS 11 es justo lo que necesitaba el iPad. Con a estas mejoras y nuevas características la tablet se acerca más que nunca a la experiencia de usar un MacBook, a convertirse en una verdadera alternativa al ordenador portátil.

Advertisement

Todavía tiene un largo camino por recorrer, dado que el camino nunca iba a ser rápido, pero creo que Apple ha encontrado identificar lo que realmente necesitaba el iPad para convertirse en una herramienta de trabajo productiva al estilo de un ordenador portátil: heredar lo mejor de macOS.


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.