Apple llevaba casi una década investigando y diseñando un televisor 4K para colarse de lleno en el sector de las teles de alta definición. La compañía, sin embargo, según fuentes del diario WSJ, abandonó definitivamente la idea el año pasado. El motivo: no veía claro poder diferenciarse de Samsung y compañía.

El WSJ contradice de esta forma las afirmaciones del inversor Carl Icahn que asegura que Apple entraría en dos nuevos mercados en 2016: coches y televisores 4K. Mientras que Apple parece que sigue adelante con la idea de fabricar un coche eléctrico en lo que se conoce como Project Titan, el WSJ asegura que ha aparcado sus planes en televisores de alta definición.

Advertisement

Según las fuentes del diario, Apple llevaban años considerando la posibilidad de vender una tele 4K equipada con sensores y cámaras que detectarían la ubicación del usuario y que permitirían hacer videollamadas a través de FaceTime. La idea al final no convenció a los directivos de la compañía, que no veían diferenciación suficiente como para plantar cara a Samsung en este sector. La estrategia de Apple suele ser entrar en sectores en los que pueda cambiar por completo el status quo del mismo, a través de un nuevo producto con funciones y tecnología bien diferenciada. Lo hizo en móviles, con el iPad y ahora intenta hacerlo con relojes. En televisores Apple no ha visto hueco de momento.

Lo que sí parece que anunciará Apple el mes que viene en la WWDC, según el WSJ, será una nueva versión de Apple TV, más fina y con nuevo software que podría ser compatible con el App Store y Siri. Veremos si finalmente lo hace. [vía WSJ]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)