Apple trabaja activamente en fortalecer los algoritmos de cifrado de iCloud y el hardware del iPhone como respuesta al conflicto del iPhone bloqueado de los atentados en San Bernardino. Según informa el Financial Times, la intención de la compañía es no poder hackearse a sí misma para quitarse de encima al FBI.

Advertisement

Las copias de seguridad de iCloud están cifradas, pero las claves criptográficas que desbloquean esa información están almacenadas en los servidores de Apple. Por eso el gobierno de Estados Unidos puede solicitar a Apple que proporcione esas claves en casos extremos. Ahora la compañía estaría desarrollando una nueva estrategia de seguridad en la que las claves criptográficas de los backups de iCloud estarían vinculadas al dispositivo local de alguna manera.

Apple no podría descifrar esas copias por sí misma aunque el FBI lo ordenara por ley (como ha ocurrido en varias ocasiones). Esta decisión podría tener un impacto negativo en la comodidad de uso del servicio: de acuerdo con el Financial Times, las medidas implicarían que los usuarios que no recuerden su contraseña de iCloud podrían perder sus datos para siempre.

Advertisement

Claro que eso no resolvería el caso del iPhone del terrorista de San Bernardino, en el que la contraseña de Apple ID fue reseteada. En este caso, el FBI pide a Apple que desarrolle un sistema esepecífico para desbloquear el iPhone, a lo que la compañía se niega porque generaría una puerta trasera que afectaría a todos los dispositivos iOS del mercado.

Según el New York Times, que el gobierno esté intentando forzar a Apple a hackear su propio código ha hecho que la empresa se considere a sí misma como la vulnerabilidad, por lo que están reevaluando la seguridad de iOS para que sea seguro incluso ante un ataque de la propia Apple. Esto implicaría cambios de hardware, por lo que no cubriría a los dispositivos actuales.

Image: AP

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)