El reloj de Apple tiene un puerto del que se ha hablado muy poco. Está ubicado en el lateral y es difícil reparar en él porque lo tapa la correa. Sin embargo, ese puerto podría convertirse en la puerta de entrada a un montón de mejoras para el smartwatch de Apple, entre ellas un buen empujón a su escasa autonomía.

El puerto en cuestión es una puerta trasera de seis contactos que Apple ha dejado ahí en caso de que sea necesario diagnosticar algún error en el reloj que, por lo demás, no tiene ningún puerto porque su sistema de carga es inalámbrico.

Advertisement

Se da la circunstancia de que este puerto soporta transferencia de corriente. Una startup llamada Reserve Strap está trabajando en una correa que aprovecha esa entrada para alargar la batería del smartwatch. Aunque aún no han pasado de la fase de diseño, en esencia se trata de una corre que alberga una batería para cargar el Apple Watch cuando se quede sin energía.

En realidad, la correa con más batería podría ser la primera de una nueva familia de accesorios que aprovechen el puerto de diagnóstico para añadir al Apple Watch funciones ue actualmente no tiene. Voluntaria o accidentalmente, Apple ha abierto la puerta a correas inteligentes en la línea de las del nuevo Pebble Time. [Reserve Strap vía 9to5Mac y Popular Mechanics]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)